Trabajan en acciones para Tandil en el marco de la Ley de Emergencia Social

En las instalaciones del Sindicato de Trabajadores Gráficos, en Montevideo 735, el último miércoles se desarrolló una reunión entre el equipo promotor de la Confederación de Trabajadores de la Economía Popular (CTEP) y el cura párroco del Santísimo Sacramento, Marcos Picaroni, con la finalidad de discutir sobre el proyecto de Ley de Emergencia Social impulsado por distintas organizaciones sociales a nivel nacional.

En ese marco, se logró un primer abordaje de la normativa, sus implicancias y el impacto, que se nutrirá de otras miradas en el transcurso de las próximas semanas, ya que las organizaciones que conforman el espacio mantendrán encuentros con sindicatos, bloques de concejales, organizaciones sociales, entre otros actores de la ciudad.
El objetivo será avanzar en la profundización de la discusión sobre la normativa y el modo en que puede formar parte de la agenda, como por ejemplo, la inmediata creación de un registro local de trabajadores de la economía popular.

Los integrantes de la mesa, respaldados en el último censo, indicaron que “en 2010 el 11,9 por ciento de la población se encuentra desocupada”, y que en el caso de las mujeres el porcentaje “llega al 17,8 por ciento y de los menores de 29 años al 20,2 por ciento”.

En tanto, resaltaron que “el 8,8 por ciento de los trabajadores y las trabajadoras está subocupada (trabaja menos de 35 horas por semana) y el 30 por ciento de los trabajadores y las trabajadoras no tiene aportes jubilatorios, ni aguinaldo, ni obra social, ni vacaciones ni seguro de trabajo”.

“La realidad al día de hoy es que estos índices han ido en aumento, particularmente en el año en curso”, advirtieron.

Frente a este escenario, la Ley de Emergencia Social plantea la creación de un millón de puestos de trabajo, de un registro de trabajadores de la economía popular, la implementación del salario social complementario y el aumento mensual por el lapso de un año de la Asignación Universal por hijo en un 15 por ciento.

La reunión

En diálogo con El Eco de Tandil el referente del Movimiento Evita y de la CTEP en la ciudad, Nicolás Carrillo, contextualizó el surgimiento del espacio, que fue el resultado de conversaciones previas en torno a las encíclicas que propone el papa Francisco y el modo en que podrían implementarse.

La media sanción de la Ley de Emergencia Social en la Cámara de Senadores abrió paso al debate, ya que el proyecto incorpora algunos de los principales reclamos del sector. A saber, la creación de un millón de puestos de trabajo a nivel nacional, lo que ejemplificó con las tareas de mantenimiento del arroyo Langueyú de una cooperativa local, y el aumento de la Asignación Universal por Hijo por un año para “mitigar” el proceso inflacionario y retracción de la economía.

En ese marco, también se avanzó en la importancia de crear un registro de la economía social, en función de la necesidad de determinar qué cantidad de personas se encuentra abocada a la actividad en la ciudad.

“Ordenar desde
el trabajo”

En medio del debate sobre la situación actual, y respaldado en el trabajo en los barrios, Carrillo planteó que “queremos discutir el paso de las políticas sociales a las de trabajo porque ya los planes de trabajo no son ordenadores”.

Entonces sostuvo que, como primera medida para avanzar en esa línea, resulta fundamental que “la clase política reconozca esta problemática en la ciudad para así después poder pensar alguna política pública al respecto”.
De lo contrario, advirtió que “se siguen dando las mismas respuestas que se daban antes, como aumentar la tarjeta alimentaria u otorgar algún subsidio, que a veces son de forma discrecional, pero la problemática se sigue profundizando”.

Graficó que esta situación “genera en los barrios, y lo hemos visto, manifestaciones lamentables de implosión social, más violencia entre los vecinos, aumento de la droga. Nos parece importante empezar a ordenar desde el trabajo”.

Otros encuentros

El dirigente político adelantó que en el transcurso de la semana entrante propiciarán reuniones con distintos sectores políticos, sindicales, con integrantes de los distintos bloques del Concejo Deliberante y con empresarios, que “también necesitan que haya más gente consumiendo para que la rueda de la economía se empiece a mover nuevamente”, y a propósito de ello indicó que “en una economía mundial que se derrumba, necesitamos de una economía interna que camine”.

Así, insistió en que pretenden “hablar con otros actores” con el objetivo de “no pedirle nada al Ejecutivo”, excepto la creación del registro de trabajadores de la economía popular, “sino que reconozca el tema para poder pensar qué respuesta damos al respecto”.

Para ejemplificar eventuales aportes, repasó que desde el Concejo Deliberante podrían surgir ideas presupuestarias y que “seguramente con los empresarios también busquemos puntos en común para llegar a una síntesis que favorezca al conjunto”, mientras que las expectativas del intercambio con dirigentes sindicales apuntan a lograr un reconocimiento al espacio.

“La idea es establecer distintas mesas de diálogo para ir buscando soluciones”, enfatizó Carrillo.

Luego citó el reciente convenio rubricado con la Provincia que permitió el envío de fondos a una cooperativa para la limpieza del arroyo Langueyú por dos años. “El presupuesto de la ciudad va creciendo, este año ronda los 1.400 millones de pesos, y sería importante pensar cómo volcamos recursos a procesos cooperativos que apunten a esta tarea social necesaria que hace falta en los barrios, dando trabajo”.

Finalmente, indicó que hoy miembros de la CTEP (conformada en Tandil por La Poderosa, el Movimiento Evita y el Movimiento Popular Patria Grande) participarán de la movilización en la Plaza del Congreso de la Nación, que tendrá por objetivo “darle visibilidad a la problemática e impulsar el proyecto de ley, con el apoyo de la CGT, a través de esta convocatoria”.

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario