Transportistas rurales esperan el pago, sino irían a un paro

Tras la manifestación que llevaron adelante hace algunas semanas ante el retraso de la deuda que mantenía la Provincia con el sector y que finalmente fue parcialmente saldada, mediante el depósito del mes de mayo -pago que posibilitó el reinicio del servicio- empresarios del transporte escolar rural se encuentran a la espera del depósito de los meses de junio y julio, que estiman en alrededor de 600 mil pesos.
En este marco, Adrián Rodríguez, vocero del sector, aseguró en diálogo con este Diario que “habíamos firmado un acta, en la que aseguramos que íbamos a prestar el servicio hasta el 10 de octubre con la esperanza de tener un poco de suerte de cobrar junio –por lo menos- antes de esa fecha”, pero en caso contrario advirtió que “vamos a tener que volver otra vez a cortar el servicio”.
Adujo que “las cosas están bastante fuleras en lo que respecta a la Provincia”, y anticipó que ahora “tenemos que ver, si reclamamos junio tenemos que reclamar julio, y encima tenemos problemas para facturar los días que no prestamos el servicio; no porque nosotros no queríamos sino porque no teníamos el dinero”.
Hasta ahora, Rodríguez informó que “del Consejo Escolar no tenemos ninguna novedad ni ellos saben cuándo van a pagar junio”. No obstante, recalcó que “como siempre decimos, si nos pagan junio extendemos un mes más, pero no sería lo ideal, cobrar 30 días más, sabiendo que cómo están las cosas, vamos perdiendo plata, encima de que el precio que estamos trabajando es malo”.
Rodríguez insistió también en subrayar que “nosotros ponemos todo lo mejor de nosotros para poder seguir con el servicio pero las cosas no eran así cuando se firmaban los contratos, y ahora está todo muy desdibujado”.

Posibles medidas
 
“Está todo muy complicado, nosotros ponemos nuestro granito de arena pero nuestros proveedores también nos dicen que tienen que cobrar para seguir dándonos combustible y demás”, dijo el transportista.
Respecto de una posible medida de fuerza en caso de no recibir efectivamente el pago de lo adeudado para esa fecha, Rodríguez manifestó que “está latente todo esto, sabemos que si no hacemos un poquito de presión, las cosas no salen. Pero hasta el 10 nosotros vamos a mantener el servicio y vemos qué va a pasar. No creo que volvamos a la ruta pero sí al Consejo Escolar”.
En detalle, indicó que se les adeuda junio y julio, que es medio mes por vacaciones, lo que sumaría un monto de alrededor de los 600 mil pesos.

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario