Tras 30 funciones durante 2016, “Jamás me levantó la mano” repone en el Club de Teatro

Mañana a las 22 y el domingo a las 21 en el Club de Teatro, Chacabuco 517, vuelve “Jamás me levantó la mano”. La comedia de Marcos Casanova interpretada por Claudia Gayo y Verónica Fernández sube nuevamente a escena tras 30 funciones durante el 2016.

“Jamás me levantó la mano” cuenta la historia de Fátima, una madre sola, y Naiara, su hija adolescente, quienes viven en Villa Seca, un pequeño pueblo con pocos recursos y sobreviven como pueden, una historia repleta de desencuentros y soledades. En el mundo de “Jamás me levantó la mano” Fátima y Naiara están al límite: nada es como mamá planea, nada es como a Naiara le gustaría que fuera, y todo queda al descubierto por un concurso de baile.

Protagonizada por Claudia Gayo y Verónica Fernández, esta pieza teatral escrita por Marcos Casanova y dirigida por Alejandra Casanova y el propio autor promete llevar al espectador por el mismo camino que transitan las mujeres que le ponen el cuerpo: del amor al odio, de la ternura a la rabia y de la risa al nudo en la garganta.

En diálogo con El Eco de Tandil, Marcos Casanova, Claudia Gayo y Verónica Fernández recordaron que la obra fue presentada en Tandil en agosto del 2016 e hicieron aproximadamente 30 funciones. Ahora se reencuentran para estar durante todo febrero en el Club de Teatro.

Cabe recordar que Verónica Fernández ganó el premio como mejor actriz en Teatro del Mundo por su actuación en esta obra.

Dos mujeres

-¿De qué se trata “Jamás me levantó la mano”?
Verónica Fernández: -Se trata de la vida de dos mujeres, más bien de la relación de una madre y una hija. La obra muestra los picos emocionales y el amor odio que se tienen así como esta cuestión de los deseos frustrados que tienen ellas dos pero que, al mismo tiempo, se apoyan en eso.
En relación a mi personaje que es Naiara, la hija, es una adolescente con muchos caprichos pero a la vez que en algún momento tiene que madurar. Ella quiere cumplir sus sueños pero su madre Fátima es por momentos una traba pero a la vez es el único sostén que tiene en la vida.
Marcos Casanova: -Son lo único que se tienen la una a la otra. Justamente cuenta esta relación de una madre soltera y su hija adolescente que tienen que hacerle frente a la vida en un pueblo muy chico llamado Villa Seca. La madre carga con todas las frustraciones de lo que ella no pudo ser sobre la hija y se genera esta relación muy tormentosa, divertida y emocionante.
Se muestran tipos de lenguajes diferentes entre ambas entonces no se entienden pero a la vez son inseparables y la anécdota es un festival de baile en el que tienen que anotarse las madres con sus hijos y ahí surgen las complicaciones.

-¿Y tu personaje, Claudia?
Claudia Gayo: -Fátima es una guerrea, una peleadora en la vida y que acarrea con mucha historia familiar bastante complicada que no quiso contarle a la hija para preservarla. Muchas de sus frustraciones las proyecta en su hija y eso genera conflicto.
MC: -La madre tuvo muchos silencios durante un largo tiempo y eso la hace explotar por cualquier lado.
CG: -Además tiene un trato muy frontal y casi hosco con la hija. Le dice barbaridades, la trata de inútil abiertamente y el trato entre ellas es sin mucha delicadeza. Esto se debe también a que Fátima tuvo que salir adelante sola, en un pueblo donde ser madre soltera no estaba bien visto y con muchas cuestiones en contra, incluso su propia madre.
MC: -Todas estas cosas hacen que Fátima en su lenguaje sentencia a su hija al fracaso; pero por el otro lado, da su vida para que su hija salga adelante. A pesar de esto, no es un drama sino que es una comedia muy divertida y lo que primero aflora en el público es la carcajada.

web_casanova 2

El regreso triunfal

-¿Cómo es reponer la obra luego de tantas funciones y de un receso?
MC: -Yo estoy de los dos lados todo el tiempo y desde la dirección se ve mucho más alentador que desde la actuación. Obviamente que no sale con el ritmo del año pasado pero eso se logra nuevamente con el correr de las funciones pero desde mi rol es muy bueno que se pudo hacer la obra completa y que se van encontrando cosas en el camino.
Así que estamos muy contentos de volver a hacerla, es una obra que quiero mucho y que me da mucho placer dirigirla. Además el público respondió muy bien y no solamente desde la cantidad sino de calidad respecto a las devoluciones.
-¿Y cómo ven el teatro en verano?
MC: -Hay muchas salas independientes que están trabajando muy bien, inclusive en el Club de Teatro estamos nosotros y Nada que ver, sumado a los chicos de Bajosuelo que están trabajando muy bien. Realmente es muy alentador ver el teatro independiente en Tandil y, comparándola con otras ciudades, tiene una fuerza arrolladora. Acá se da que el público local lo sigue durante todo el año y que las obras puedan hacerse 30 o 40 funciones a sala llena, da un parámetro de lo que pasa en la ciudad.
También hay otra vía que es el teatro universitario en La Fábrica, por lo que convivimos alegremente y todos haciendo muchísimas cosas.

Elenco

Protagonistas: Claudia Gayo y Verónica Fernández
Dirección: Marcos y Alejandra Casanova
Asistencia técnica: Matías Zarini
Coreografía: Nacho Claret
Realización escenográfica: Eugenia Vargas
Locutor: Luis Gaiada
Edición de sonido: Fernando Segura

Entradas en venta, anticipadas y con descuento en El Eco Multimedios hasta el mediodía del sábado.

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario