Tras el paro de recolectores, se restableció el servicio nocturno

Tras la sorpresiva medida de fuerza de los recolectores del turno noche, las autoridades de la Dirección de Servicios y del Sindicato de Trabajadores Municipales de Tandil alcanzaron un acuerdo con los delegados y el compromiso de cumplir con los recorridos suspendidos este lunes.

La medida fue impulsada por los empleados del área a partir del inicio de un presumario por un hecho ocurrido este jueves, en el que dos camiones que circulaban por carriles contrarios por la Ruta Nacional 226, a la altura del barrio Arco Iris, protagonizaron un choque que causó daños en los espejos y vidrios de las puertas.

La decisión fue “bajar del camión” en forma “preventiva” al chofer que participó del accidente hasta tanto se resuelvan las responsabilidades del incidente.

Frente a ese escenario los recolectores del turno noche decidieron parar y no cumplir con los recorridos previstos. El titular del área, Claudio Fuentes, confirmó que por la medida “se vio afectado el 30 por ciento del servicio”.

Si bien el caso avanza por una etapa presumarial, ayer por la tarde se informó sobre “algunas cosas” que los delegados desconocían y se confirmó que “está totalmente descartado que haya habido animosidad. Fue una cuestión accidental”.

 

Situación resuelta

 

En medio del conflicto, las acciones comenzaron temprano. A media mañana, el secretario de Gobierno, Gastón Morando, junto a su par de Legal y Técnica, Atilio Della Maggiora, recibió a la cúpula del sindicato, Roberto Martínez Lastra y Cecilia Soto, para evaluar la situación.

En ese marco se acordó otro encuentro con los delegados del área que se celebró por la tarde, en las instalaciones de la organización gremial. Allí se puso en consideración lo ocurrido, dando las explicaciones sobre las razones que motivaron la sorpresiva acción. En concreto, el desconocimiento sobre el inicio de un sumario administrativo ante el faltante de un camión de recolección, que se encontró a tres cuadras y sin combustible, y la decisión de avanzar en el mismo sentido con uno de los dos choferes frente a un accidente, generó cierto descontento.

Finalizado el encuentro, el secretario general del STMT, Roberto Martínez Lastra, resumió que pudieron comunicar algunos puntos a los delegados y que el compromiso era “salir a trabajar”.

Justificó que el sumario “no se hace a personas” sino a partir de un hecho en sí para determinar las responsabilidades. “Hay una investigación que se tiene que cerrar”, resaltó el dirigente.

Por su parte, el director Claudio Fuentes calificó de “muy buena” la reunión dado que pudieron exponer los puntos a aclarar “y creemos que la situación está resuelta”.

“Estamos en una etapa investigativa que oportunamente se resolverá con la persona involucrada”, remarcó el funcionario, que explicó que el hecho anterior vinculado a la unidad del área que apareció fuera del predio “se resolverá con un sumario”.

Respecto al choque entre los camiones recolectores sostuvo que fue “circunstancial” y que “no resulta disparatado el roce”. No obstante aclaró que “estamos investigando cuál fue la razón por la cual uno de los choferes tuvo el inconveniente”, destacando el cumplimiento de las condiciones para el manejo de las unidades.

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario