Tras la agenda que fogoneó Lunghi, el 2% de Ingresos Brutos podría bajar a los municipios

El proyecto de reforma impositiva, mediante el que el gobierno bonaerense busca recaudar unos $ 900 millones extra a los pautados en el presupuesto 2008, ingresó a la Cámara de Diputados bonaerense.
Y ahora se abre una etapa de negociación en la que los intendentes por un lado, y los industriales y empresarios por el otro, buscarán hacer aportes en función de sus intereses y necesidades.
En Tandil, el jefe comunal del radicalismo Miguel Lunghi fue quien junto a su secretario de Economía y Finanzas, Matías Civale, acuñaron en su agenda el sensible tema de la recaudación impositiva y la coparticipación, justo cuando se conocían los primeros datos del impacto de la crisis en el sector agropecuario.
Tras los cruces que sostuvieron desde Arba ?recaudación- y la Subsecretaría de Asuntos Municipales ?coparticipación- el gobernador Daniel Scioli envió a la cámara bonaerense la reforma financiera que, entro otros puntos, aspira cambios en materia de fondos provinciales coparticipables.
El ingreso de la reforma se anunció luego de una reunión que mantuvo el jefe de gabinete bonaerense, Alberto Pérez, y el ministro de Economía, Rafael Perelmiter, con el presidente de la Cámara de Diputados, Horacio González.
La reforma impositiva contempla la creación de un Fondo para el Fortalecimiento de Recursos Municipales cuyos objetivos centrales se dirigen a simplificar la estructura tributaria, “compensando e incluso incrementando los recursos asignados a los municipios que se comprometan a no aplicar los gravámenes denominados usualmente tasa de abasto o similar y de publicidad y propaganda realizada en el interior de locales”.
“Dicho fondo se integrará con el dos por ciento (2%) del impuesto sobre los Ingresos Brutos no descentralizado al ámbito municipal”, dice el proyecto. También está previsto que lleguen más recursos a los municipios a través de la coparticipación provincial, que se verá robustecida por el aumento de la recaudación que implicará esta reforma.
En ese contexto, varios intendentes de la Provincia vienen manifestando la necesidad de que las comunas tengan un mejor acceso a los recursos que generará la reforma.

 

Consultas y tiempo de
tratamiento legislativo

Según fuentes del Ejecutivo provincial, la idea es que la iniciativa sea tratada y aprobada en el corto plazo, aunque destacaron se “garantizarán todas las instancias para que los legisladores y los actores involucrados en la reforma puedan realizar sus propuestas” que podrían ser contempladas en la redacción final del proyecto.
Uno de los principales aspectos de la iniciativa es disponer la derogación de la ley Nº 13.648, más conocida como Impuesto a la Riqueza, a través de la que se estableció un adicional a los impuestos Inmobiliario Urbano y a los Automotores, que alcanza a las personas físicas con patrimonios superiores a los $ 500 mil. Este impuesto fue suspendido por la Legislatura, y actualmente se está debatiendo un proyecto del Ejecutivo para prorrogar esa suspensión.
Otro de los puntos principales del proyecto es que “suspende”, las exenciones al pago de impuesto de Ingresos Brutos que beneficiaba a numerosos sectores productivos, tales como las fábricas de piezas de armado de automotores; frigoríficos; elaboración de pescado; hilado, tejidos y acabados de textiles; plastificados de tela; tintorería industrial; fábricas de tapices y alfombras; fabricación de prendas de vestir; fabricación de calzado; fabricación de papel, productos de papel y cartón; fabricación de sustancias químicas; industrias básicas del hierro y el acero y su fundición; construcción de máquinas para oficinas, construcción de maquinarias y equipos, entre otros.
A partir de esta suspensión, a la que se sumarían cambios en las alícuotas y modificaciones en la administración tributaria, el Ejecutivo provincial proyecta recaudar unos $ 900 millones extra. Una cifra similar es la que estaría necesitando la Provincia para cubrir el gasto que genere un aumento salarial de entre 5 y 8 puntos porcentuales a docentes y empleados públicos. No obstante, fuentes del gobierno bonaerense explicaron que estos fondos se utilizarán “principalmente en el desarrollo de políticas que incentiven la productividad”.
En tanto, un paliativo que establece el proyecto es que las pequeñas y medianas empresas, cuyo nivel de ingresos anuales no superan los $ 60 millones, “no deberán abonar el impuesto sobre los Ingresos Brutos”.
“Las definiciones anteriores implican que el 98% de los contribuyentes industriales permanezcan exentos del pago del gravamen en lo que respecta a sus actividades industriales. Es decir que, el aumento de la presión tributaria recaerá sobre el 2% de los contribuyentes de este segmento”, explica el proyecto.

Resistencias industriales

Los integrantes de la Unión Industrial de la Provincia de Buenos Aires (UIPBA), entre ellos el tandilense Jorge Porro de Apymet, vienen manifestando fuertes resistencias al proyecto oficial. Dicen que la reforma puede repercutir en los precios y, por ende, en la inflación. Según trascendió, los industriales bonaerenses tienen pensado presentarle formalmente los cuestionamientos a Scioli cuando el gobernador se haga presente, el próximo 18 de julio, en la ceremonia por el aniversario de la entidad.
También se establecerá una alícuota de 4,5% en el rubro comercio. Y sólo estarán exceptuados aquellos comerciantes que facturen en el año un monto menor a $30 millones, que continuarán sujetos a la alícuota actual del 3%. “Consecuentemente, el incremento alicuotario alcanzará al 1% de los contribuyentes del sector, el que concentra alrededor del 55% de la base imponible correspondiente al tributo”, dice el proyecto.
En lo que respecta a la comercialización de insumos y productos agropecuarios continuará gravada con la alícuota reducida de 1%. En el rubro servicios, en términos globales, no se producirán modificaciones. Seguirá sujeto a la misma alícuota general que rige en la actualidad tanto el transporte público automotor de pasajeros urbano e interurbano y de cargas; el ferroviario de cargas y pasajeros; los servicios de internación, diagnóstico, tratamiento y de emergencias y traslados, entre otros.

 

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario