Tras la presentación de Convergencia Institucional, aseguran que “no hay candidatos” para el rectorado

Con un marcado perfil opositor a la gestión del actual rector Roberto Tassara, surgió uno nuevo espacio político en el que confluyen miembros de la comunidad universitaria (decanos, docentes, no docentes, graduados y alumnos) que se presentará como alternativa en la disputa electoral para conducir los destinos de la Universidad Nacional del Centro de la Provincia de Buenos Aires.

El movimiento Convergencia Institucional fue presentado este miércoles al mediodía con un plenario fundacional y sentó las bases en una declaración de principios.

El documento marcó las diferencias con la actual gestión que encabeza el contador, aludiendo a la necesidad de un cambio de rumbo, apuntando a la regionalización y a una convergencia de pensamientos que conviven en la Unicén, propiciando una mayor apertura y transparencia de la administración universitaria, con mayor poder de decisión del Consejo Superior.

Uno de los integrantes de esa línea es el decano de la Facultad de Ciencias Económicas, Alfredo Rébori, quien repasó los principales lineamientos y certificó que la generación de Convergencia Institucional pretende trascender la elección de rector: “Creo que va más allá de esta cuestión; queremos mantener una presencia, con opiniones, tratando de enriquecer a nuestra Universidad”, enfatizó.

“Apertura y pluralismo”

A modo de definición insistió con que el espacio fue creado con un criterio de “apertura y pluralismo” dentro de la Universidad, que se pronuncia “abierto” a la incorporación de “todos aquellos que compartan en mayor o menor medida la declaración de principios”.

También marcó como característica novedosa que “todavía no hay candidatos” y amplió que el espacio no se constituyó, como generalmente ocurre, a partir de la presentación de una fórmula o de la aspiración de una persona por ocupar el rectorado “y entonces se van alineando distintos actores y fuerzas”.

Por el contrario, en este caso primero se trabajó en la búsqueda de consensos y desde allí “dejar abiertas otras incorporaciones, enriquecer el documento” y con esa base “formar la mejor fórmula posible de rector y vicerrector para competir en la asamblea que va a ocurrir este año”.

Una alternativa al
modelo de gestión

En un repaso sobre los lineamientos expuestos en la declaración de principios, Rébori se centró en determinados aspectos incluidos en el documento que le dan sustento al espacio, y a propósito de las disidencias expuso que devienen de dos cuestiones.

La primera se basa en la necesidad de plantear un “cambio” a un modelo de gestión que desde esa óptica tiene “ciertos rasgos que se han ido consolidando en el tiempo”, como la “gran centralización en la toma de decisiones, con cierta pérdida de protagonismo de los órganos de gobierno, escasa información sobre las decisiones que hay que tomar, los proyectos que se plantean y debaten”. Y, como corolario de lo expuesto “un nivel de participación relativamente bajo”, apuntó.

Como propuesta, Convergencia Institucional impulsa un modelo con “rasgos de descentralización, de mayor información a los órganos y claustros universitarios que tienen que participar en la toma de decisiones”, destacó el decano de Económicas, aspecto que induciría a una “mayor participación”.

Sostuvo que los aspectos distintivos del espacio, descentralización, mayor información y participación, que marcan una “diferencia sustancial”, son “de manual de una institución como la Universidad, que puede generar alternativas creativas y novedosas a la problemáticas que tiene que enfrentar”.

En esa línea justificó que el lanzamiento fue planteado como “una necesidad de cambio hacia el futuro y no mirando hacia atrás” y agregó que la segunda cuestión al señalar que “para poder llevar adelante este cambio se necesita una renovación de liderazgo”.

Desarrollo regional y
perfil del candidato

En otro pasaje de la entrevista con el ciclo radial “No hay dos sin tres” (104.1 Tandil FM) Rébori avanzó en detalles sobre la necesidad de ubicar a la casa de altos estudios como protagonista en el desarrollo de la región de influencia y la agenda a desarrollar en ese camino, y demandó “mayor proactividad”.

“De la interacción con los gobiernos locales, las cámaras empresarias, las organizaciones no gubernamentales, los ministerios provinciales y nacionales, generar una agenda y determinar qué estaremos priorizando y qué no”, repasó.
En cuanto al perfil de la persona que integre la fórmula que impulsará el espacio en busca del rectorado, repasó que podría apuntar a aspirantes con trayectoria académica “razonable”, combinado con cierta experiencia en temas de gestión.

“Creo que la Universidad tiene gente para plantear una fórmula con esas características”, que represente las iniciativas volcadas en el documento, sostuvo.

Visión sobre
los problemas

En ese marco, y luego de citar algunos de los problemas que oportunamente salió a mostrar Juan Carlos Pugliese y las variables que intervienen, el decano de Económicas propuso implementar un programa integral que “estratégicamente” atienda el ingreso de estudiantes, trabajar en el desarrollo de la carrera y atender la inserción laboral de los graduados.

A propósito del planteo, Rébori compartió la visión que planteó en su momento el exrector de la Unicén que además “está basada en datos”, y enseguida aclaró que “esto no quiere decir que la Universidad no está cumpliendo acabadamente con su función de formar buenos profesionales”.

“Hay un campo para trabajar, que desde nuestra óptica no ha sido priorizado”, ratificó, a la vez que pidió estadísticas claras sobre estos puntos.

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario