Tras los reclamos de los vecinos de Villa Aguirre, iniciaron la reforestación del Langueyú

 
En diálogo con El Eco de Tandil, el director general de Espacios Verdes Públicos, Alejandro Bonadeo, junto a los trabajadores de su área, se acercó a Villa Aguirre para avanzar con las mejoras que habían solicitado los vecinos de Pasteur al 1600 y 1700. Puntualmente, se está realizando una reforestación en toda la zona lindera al arroyo Langueyú, con especies que duren en el tiempo y con una acción de reconversión del arbolado.
Cabe recordar que a mediados de octubre, vecinos del barrio se reunieron con el secretario de Obras Públicas, Mario Civalleri, y Bonadeo para transmitirles las problemáticas que hay con el tramo del arroyo Langueyú que va de Darragueira hasta Labardén. 
Los vecinos manifestaron que “en esas dos cuadras hay mucha plantación, cuando se inunda rebalsa el arroyo y queda todo lo que son bolsas y basura en las plantas, lo que hace que se vaya a las casas. Por eso pedimos que saquen las plantas y realicen una plantación de 50 árboles, sobre el terreno limpio, hasta que lleguen las máquinas hidráulicas para el desagote y el drenaje del arroyo”.
 
Distintos trabajos
Frente a esta situación, el director de Espacios Verdes explicó que esto no servirá solamente para la sombra sino que hay especies de arboles muy grandes, otros intermedios y unos últimos más pequeños que dan mucho colorido. Además, resaltó que los vecinos les solicitaron colocar algún juego y mejorar la iluminación, pero será una segunda etapa ya que la primera fue la nivelación de todo este sector donde había montículos de tierra.
La idea fue iniciar el sábado esta primera etapa donde llevaron alrededor de 30 especies, las plantaron, regaron, las cuidarán de las hormigas y luego van por la segunda cuadra. Con esto también se mejorará la limpieza ya que los habitantes del lugar observan que extraños suelen arrojar basura. 
“Mi intención es que todos los árboles que planteamos hoy, estén el año que viene; por eso desde el punto de vista ambiental, nosotros estamos convirtiendo el arbolado que crece en el arroyo que son especies sauce criollo, Salix humboldtiana y son rebrotes pero que no tienen buen encastre y están a la rivera, con lo cual tienen distintas situaciones que van en detrimento de lo que es el buen funcionamiento en el momento de la lluvia”, detalló Bonadeo. 
También especificó que esos árboles no tienen que estar en los cauces de los arroyos sino  sobre la rivera, como los están colocando en la actualidad. Además, han optado por ejemplares de alto valor como magnolias, plátanos, acer buergerianum, ya que la intención es que sigan en el mismo lugar dentro de cien años.
“Por eso, decimos que más allá del espacio verde público, es una reconversión desde lo ambiental y una mitigación”. 
En lo que respecta a la cantidad de árboles, Bonadeo indicó que tienen un distanciamiento porque hay que darles un espacio, dependiendo la especie, de alrededor de 6 a 10 metros y de acuerdo a esto es la distribución. “No es cuestión de plantar cantidad sino de acuerdo a la especie y la capacidad de cuidar el árbol el día después”, afirmó.
 
 
Compromiso 
de la barriada
 
Por último y para cerrar esta cadena de trabajo mancomunado, el director de Espacios Verdes manifestó que el objetivo es generar compromiso con los distintos vecinos para poder llevar adelante este tipo de intervenciones. “Esto es tan importante como los árboles que plantamos porque por más que desde la Dirección se haga un seguimiento, cuando hay un compromiso social se ve que no hay pérdidas y los árboles crecen”, resaltó.
Agregó que desde Espacios Verdes están llevando a cabo esta iniciativa en distintos lugares como en el barrio Falucho 22, en Villa Cordobita con una nueva plaza, en La Movediza con el cordón cuneta y la incorporación de bulevares nuevos, pero “siempre escuchando a los vecinos y trabajando con ellos”. u

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario