Tras ocho años de éxito, continúa el proyecto “Cuento móvil” de la Biblioteca Popular Sarmiento

Braian Urban y Zulema Bianchi explicaron el éxito del proyecto y sus objetivos.

El Eco

La Biblioteca Popular Sarmiento de Villa Italia continúa con su proyecto “Cuento móvil” como desde hace ocho años. El mismo busca integrar las actividades y necesidades de cada comunidad educativa y promover la lectura en sus distintos ámbitos.

En diálogo con El Eco de Tandil, la coordinadora del proyecto, Zulema Bianchi, junto a Braian Urban, de la comisión directiva de la Biblioteca, explicaron de qué se trata el proyecto y cómo lo sostienen desde hace tantos años.

 

¿De qué se trata el proyecto “Cuento móvil”?

Braian Urban: -Se trata de promocionar la lectura en diversos establecimientos educativos de Villa Italia, a través de valijas con obras de diversos géneros y autores. Se realizan lecturas y narraciones de manera sostenida durante todo el ciclo lectivo y en articulación con docentes y directivos a través de espacios de definición institucional y planificaciones conjuntas.

Del proyecto participan la EP 56; EP 21, Escuela Primaria “Virgen de Begoña”; Jardín de Infantes 903; Jardín de Infantes 923; Jardín de Infantes “Virgen de Begoña”; Guardería Virgen de Begoña y la sala maternal dependiente del Jardín 903.

Durante el año pasado participaron más de 1100 niños en el proyecto.

Los objetivos que perseguimos con este proyecto, entre otros, son promover el interés por la lectura y la narración en niños del barrio y zonas aledañas; revitalizar el concepto de lectura y escritura creando espacios de encuentro entre los niños y el libro. Además, nos interesa el trabajo en red con otras instituciones, en este caso los establecimientos educativos, ya que se genera un vínculo de retroalimentación. Esto nos permite ampliar el espectro de actividades y de ideas, que es lo más importante.

Por último, “Cuento móvil” forma parte de uno de nuestros ejes de gestión que es la promoción de la lectura y el acceso al libro, en este caso en contexto educativos/formativos.

Zulema Bianchi: -Este proyecto trata de hacer conocer la biblioteca  y sus múltiples actividades a niños y adultos del barrio, trabajando sobre el desarrollo progresivo de actitudes y capacidades lectoras, a través del contacto con el universo  bibliográfico disponible.

-¿Cómo hacen para mantenerlo tras ocho años?

ZB: -Es fundamental el respeto por cada institución escolar, su organización y la realidad de la comunidad que la nutre. El “Cuento móvil” busca integrarse a actividades y necesidades de cada comunidad educativa (maratones de lectura, mesas de libros, actos escolares, jornadas de articulación entre jardín y primaria, etc.) sumando trabajo interdisciplinario y en red para optimizar recursos materiales y humanos.

Con compromiso y dialogo permanente, se originó un fluido intercambio de relaciones humanas, necesidades y sugerencias que nos fue enriqueciendo a todos, permitiéndonos actualizarnos a los requerimientos de sugerencias bibliográficas curriculares y seguir creciendo.

BU: -Más allá de lo que señala Zulema, me interesa destacar algunos resultados del proyecto, los cuales son consecuencia del trabajo sostenido e ininterrumpido durante más de 8 años. En primera medida, la cantidad de niños/as y grupos familiares que a raíz de esta experiencia en los establecimientos educativos se han hecho socios y usuarios frecuentes de nuestra biblioteca. Por otro lado, la participación de los docentes y directivos, tanto por su compromiso frente a la propuesta como en la relación a la biblioteca como espacio de consulta y obtención de material para trabajo en el aula; tercero, el trabajo en red con distintos establecimientos educativos, potenciando la relación público-sociedad civil.

-¿Qué diferencia hay entre esta edición y las anteriores?

ZB: -En esta edición se han robustecido las relaciones interinstitucionales, a modo de ejemplo, el “Cuento móvil” figura explícitamente en los proyectos institucionales de las escuelas y jardines adonde concurre, con conocimiento de las autoridades superiores, lo que nos genera a nivel biblioteca un desafío mayor de trabajo, actualización y renovación.

-¿Con qué se encuentran en las escuelas?

ZB: -Es de destacar la apertura y el cariño con los que somos recibidos siempre por todo el personal de cada una de las instituciones, haciéndonos sentir parte de la tarea escolar diaria de cada una de ellas.

Nos encontramos con docentes, no docentes y chicos muy entusiasmados por escuchar, leer, comentar, preguntar y  compartir, en el marco de un momento escolar desestructurado que les permite explorar libros,  leer solos o comunitariamente, leer a otros,  recomendar, expresar gustos, opinar.

-¿Cómo se trabaja el proyecto?

ZB: -El proyecto se presenta cada año con solicitud de respuesta de aceptación institucional. Se prepara cronograma  de encuentros mensual de cada institución y horario para cada sección o año. Se arma una valija con material bibliográfico variado, incluyendo sugerencias sobre temas, autores, efemérides.

El primer momento del encuentro consiste en la narración o lectura de un cuento por la mediadora de lectura. Luego  se realiza el contacto con el material de la valija  que acerca la mediadora a cada sección y grado de los establecimientos escolares de nivel inicial y primario del barrio. Este material es  manipulado por  niños y adultos en forma libre y voluntaria, sin más requisito que la curiosidad individual y el goce de la lectura individual o compartida.

BU: -También cabe destacar que todos los años ponemos a disposición un cuaderno para que las instituciones y personas participantes del proyecto sugieran material bibliográfico para las compras que realizamos anualmente desde nuestra biblioteca, ya sea en la Feria del Libro, proyectos, etc.

 

 

Nota proporcionada por :

  • ElEcodeTandil

Deja tu comentario