Tras su negativa, el ?Gordo? Valor dijo que quiere declarar

El asaltante de bancos Luis “El Gordo” Valor, detenido el viernes tras una persecución y tiroteo por el partido de Malvinas Argentinas, se negó a declarar este sábado porque sufrió la fractura de su mandíbula cuando chocó el auto en el que escapaba.
Según indicó a Télam su abogado defensor, Cristian Fernández Vargas, “Valor no estaba en condiciones plenas de salud para iniciar la indagatoria por lo que le solicitó a la fiscal una prórroga”.
Sin embargo, adelantó que su cliente “nunca tuvo un arma de fuego, ni disparó” antes de ser detenido. Sobre el estado de salud de su cliente, el defensor contó que “Luis sufrió un fuerte golpe en la cara durante el choque provocándole una fractura en el paladar y la pérdida de dos dientes”.
El letrado relató que “ayer personal médico de la DDI le dio calmantes para los dolores y dijeron que estaba en condiciones de declarar, pero cuando se le fue el efecto de los medicamentos él estaba en un grito de dolor”.
“Presentamos un escrito en el que indicamos nuestra voluntad de declarar, pero que por el momento era imposible, por lo que la fiscal ordenó la inmediata atención del cuerpo medico judicial y que se suministre la medicación necesaria”, puntualizó el abogado.
Por ese motivo, al salir de la fiscalía el famoso asaltante fue llevado al hospital de San Fernando, donde se confirmó la fractura de mandíbula y paladar, se le hicieron las curaciones correspondientes y se lo trasladó a la DDI de San Isidro.
Valor fue trasladado esta mañana desde allí hacia la fiscalía de Malvinas Argentinas, bajo un fuerte operativo de seguridad que incluyó la presencia de efectivos del Grupo Halcón.
“El Gordo” pasó la noche en una celda de la DDI, donde se le practicaron las primeras curaciones. Este mediodía, Valor iba a ser indagado por la titular de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) descentralizada de Malvinas Argentinas del Departamento Judicial San Martín, Liliana Tricarico, aunque el trámite judicial se demoró varias horas ya que para la hora de la indagatoria no se había finalizado la confección de las actuaciones sumariales.
Valor fue detenido ayer cuando dos policías pretendieron identificar a los dos ocupantes de un Peugeot 206 gris metalizado que merodeaba una fábrica en el Parque Industrial de Malvinas Argentinas.
“En ese momento se originó un primer tiroteo, ya que desde el auto le dispararon a los policías que los seguían en el patrullero”, dijo a Télam un alto jefe policial. Los investigadores dijeron que durante la fuga, los delincuentes subieron por la ruta Panamericana hacia la zona norte, hasta la ruta 26 y, luego, retomaron nuevamente hacia Pablo Nogués por la misma autovía.
La persecución se extendió durante cinco kilómetros hasta que el auto bajó de la autopista por la salida de la calle Los Olivos y se dirigió directamente hacia el country del mismo nombre.
Tras romper la barrera de ingreso, Valor ingresó a toda velocidad por las calles del barrio, atravesó las canchas de golf y terminó estrellándose contra un árbol. Poco después, el delincuente bajó corriendo del vehículo y fue atrapado detrás de las canchas tras un forcejeo con un efectivo, al igual que su cómplice, identificado como Gustavo Martínez, quien aceptó declarar y dijo que una tercera persona que iba en el vehículo fue la que disparó.
Los policías hallaron ayer dentro del auto que tripulaban dos pistolas calibre 9 milímetros, un revólver Magnum 357 con las vainas servidas en el tambor y una escopeta calibre 12.70.
El “Gordo” Valor estuvo preso 15 años y la última condena en su contra la dictó en abril de 2003 un tribunal oral de Morón que lo sentenció a 24 años de prisión por asaltos a camiones blindados y bancos cometidos en 1991 y 1992. Pero debido a que antes había sido sentenciado a 20 años de cárcel por otros hechos, se le unificó la pena en 30 años.
Sin embargo, en diciembre de 2007 fue excarcelado por la Cámara de Apelaciones y Garantías de Morón debido a que ninguna de las dos sentencias dictadas en su contra fueron confirmadas por el Tribunal de Casación Penal bonaerense.
Fernández Vargas, aseguró que la excarcelación de su defendido fue ratificada hace 15 días por el máximo tribunal penal y se mostró “sorprendido” por la nueva detención.

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario