Tras un robo, cuestionan a un policía que no se animó a identificar a dos ladrones

Durante la madrugada de ayer, desconocidos forzaron la puerta del local Riders Motos, ubicado en San Martín y Buzón, y sustrajeron una importante cantidad de elementos, según confirmó a Multimedios El Eco el titular de la firma, Luis Pedersen.
Más allá del delito sufrido, el cuestionamiento del damnificado es hacia la acción desplegada por la policía dos días antes, ya que un vecino alertó al servicio de emergencias en momentos en que intentaban cortar una reja y el uniformado que llegó al lugar no se animó a bajar del patrullero, permitiendo la fuga de los frustrados ladrones.
Pedersen dijo que el botín de ayer estuvo integrado por dinero, mercadería ?cuyo monto se trataba de evaluar- y una computadora nueva.
En los últimos tiempos, la zona está siendo jaqueada por el delito, y entre los hechos recientes figuran algunos que tuvieron como víctimas a una carnicería y a otros vecinos.

Vecinos ?enardecidos?

Pedersen relató que ?el martes a la noche me cortaron los candados de la puerta principal y un vecino, al escuchar a los perros ´torear´ y ver sospechosos, llamó a la policía. El vecino está indignado porque no los detuvieron ni nada: los pibes se subieron a la moto y el patrullero continuó su marcha?.
Aclaró que su intención no era ?hablar mal de los efectivos policiales ni mucho menos. No quiero que se malinterprete, pero los vecinos están enardecidos porque no paran de robarles?.
Para colmo, ?cuando tienen la posibilidad de detener a los ladrones -me dejaron las barretas, los bancos de sierra y los candados rotos-, no lo hacen?, acotó el comerciante.
Pedersen dijo que ?tuve la posibilidad de hablar personalmente con el policía que respondió al llamado del 101 del martes y me dijo que había venido solo y que no se animó a bajar?.
El reclamo llegó también al capitán Walter Caballero, titular de la dependencia.
El damnificado dijo ?entender la demanda que tienen, el trabajo, y que no dan abasto para todos los sectores de la ciudad, pero no pueden mandar gente que está recién ingresada en el cuerpo policial. A un llamado de un vecino, que dice que hace media hora le están serruchando la ventana a un negocio, mandan a uno que está recién recibido que declara que no se animó a bajar a pedirle la documentación?, cuestionó.

 

Cuestión de prioridades

Para el titular del comercio, la policía ?vive secuestrándole motos a gente laburante que no puede pagar un seguro de 20 pesos por el costo o porque no puede comprarse un casco. Para eso tienen tiempo de sobra, pero cuando tuvieron la posibilidad de detener a los sospechosos, a los que los vecinos veían hacía media hora cortando la reja, no se animaron a detenerlo, ni siquiera a pedirle una documentación para que hoy, dos días más tarde, pudiera saber por lo menos quién es el que me robó?.
Aclaró entender la situación que vive la policía, ya que ?esta mañana no paraban de llegar denuncias de gente que les robaban. Es algo que se está desbordando y, posiblemente, no sean los culpables. Me dijeron que el Gobierno incorporó mucha gente joven que no sabe trabajar?.
Reiteró su pedido a la fuerza de seguridad para ?que no se dediquen tanto a hacer operativos a las dos de la tarde para secuestrar motos a los laburantes, sino a andar más a la madrugada, que es cuando nos roban?.

?Sabía que iban a volver?

Tras el frustrado intento de robo del martes, Luis Pedersen no se quedó con los brazos cruzados.
?Como sabía que iban a volver, aunque no creía que tan inmediatamente, llamé a la compañía de alarma y pedí una verificación de todo el sistema, porque hace rato que no venían. Me dijeron que funcionaba de primera y que había que reforzar algunos sistemas de puertas porque había más modernos, lo acepté, pero no volvieron?, dijo con decepción.
Ahora ?tengo un doble inconveniente, no se accionaron cuando estaban los ladrones con las manos en la masa. Cuando llegué estaba todo roto y la alarma sin sonar?.
A la luz de los acontecimientos, Pedersen entiende que ante llamados de emergencia ?la policía tendrá que mandar de a dos, ya que si este chico vino solo y no se animó a bajarse del patrullero, estamos mal protegidos?.
Cabe acotar que el local donde ayer se produjo el robo cuenta con gran cantidad de medidas de seguridad. ?Más que esto no se puede tener, en diez años me han robado cuatro o cinco veces y nada alcanza?, concluyó el propietario.*

 

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario