Trece meses después de la desaparición, la madre de ?Tchami? recupera el cuerpo

Un halo de tristeza envuelve a esta madre que hoy, que a más de un año de la desaparición de su hijo, recuperará el cadáver de la capilla del cementerio de Benito Juárez y recién el viernes le dará sepultura en José C. Paz, donde lo aguardan sus hermanos y demás familiares.
Teresa Lezcano llegó a Tandil ayer por la mañana. Desembarcó directamente en fiscalía, donde la atendió la doctora Silvia Viviana Chambrillón y le entregó una copia del certificado de defunción.
Además, le confirmó que el fiscal Marcos Egusquiza considera a Gabriela Maldonado, ex pareja de Walter Bazán, como coautora del homicidio, pese a que la jueza de Garantías Stella Maris Aracil entiende que sólo encubrió el crimen.
Según contó la madre: “Hay muchas pruebas que dan indicios de que la culpable es ella” y aseguró que se acercó a Tandil para ver en qué quedó la causa, a partir de que Gabriela Maldonado recuperó la libertad.
Por otra parte, le informaron que continúan realizando peritajes sobre partes del auto en el que habrían trasladado el cuerpo de “Tchami” desde Tandil hasta el arroyo.

“Lo quiere tapar”
 
En calma, pero con una gran congoja, Teresa Lezcano desmintió las declaraciones de Gabriela Maldonado, quien a fines de julio había dicho que no se preocupaba por su hijo en vida y le pedía a la Justicia que investigara a la familia de la víctima.
“Yo estoy tranquila. Me pueden investigar todo lo que quieran porque yo no tengo nada. Mis hijos trabajan; yo trabajo”, resaltó, y recordó que su hijo estaba pagando una vivienda ubicada al fondo de la suya para mudarse junto a su pareja.
Reiteró que está pidiendo justicia por su hijo que apareció muerto, con signos de haber padecido violencia, mientras que “ella lo quiere tapar de cierta forma. Hay un Dios, y yo dije: ‘Ya lo van a encontrar a Walter’. Y se lo encontró”.
También explicó que no pudo viajar a esta ciudad en los últimos meses porque falleció su padre, que estaba enfermo y lo llevaron a Santa Fe, donde vive una de sus hermanas.
En paralelo, se encargó de gestionar una ayuda social para el traslado y la inhumación del cuerpo, ya que no lograba que le otorgaran un espacio en el cementerio de José C. Paz, trámite que le facilitaron por trabajar en la Municipalidad de esa localidad del Gran Buenos Aires.
 
“Quiero verla encerrada”

Si bien en la fiscalía no le hablaron de fechas ni de plazos, la madre de “Tchami” se mostró conforme con el avance de la causa. Incluso, sostuvo que aguardan el resultado de peritajes para elevarla a juicio.
“Si yo me ponía mal, no podía hacer nada por mi hijo. Me agarró diabetes cuando fui a verlo a Benito Juárez, que era la primera vez después de tanto tiempo de desaparecido y yo lo veo en el cajón. Me subió acá y me mandaron al Hospital”, confió.
Agregó que va a recuperar la paz “cuando se haga justicia. Doy gracias a Dios porque, por lo menos, lo encontramos. Hay gente que no encuentra a su familia. Ya está. Lo único que quiero es que se haga justicia”.
Hoy siente que el Poder Judicial “me está respondiendo, pero yo quiero verla encerrada a ella. Ahora no saben dónde está, porque antes se la veía, ahora no se la ve, no sé si no se fue. Tarde o temprano la van a encontrar”.
La familia pretende llegar al juicio: “El último paso para salir de esto, que se haga justicia y darle un punto final”.
 
Cronología del crimen
 
Walter David Bazán, conocido como “Tchami”, desapareció de Tandil el 9 de septiembre de 2011, hecho que fue denunciado por su tío y sus primos.
Tras varios meses de incertidumbre, en febrero de este año apareció el cadáver de un hombre en el arroyo Las Calaveras, ubicado cerca de Villa Cacique, con profundos cortes, sin sus manos y dientes, con lesiones en distintas partes del cuerpo y atado con gruesas cadenas.
Algunos días después, los familiares reconocieron que se trataba de “Tchami”, aunque tuvieron que esperar un largo tiempo la confirmación a través de los resultados de un examen de ADN.
Desde sus primeras declaraciones en la fiscalía y ante El Eco de Tandil, la madre del asesinado –apoyada por otros familiares- señaló a la ex pareja de su hijo como la principal sospechosa del crimen y mencionó antecedentes por violencia doméstica.
En julio se ordenó la detención de Gabriela Maldonado, aunque la jueza de Garantías Stella Maris Aracil le otorgó la libertad al acusarla de encubrimiento agravado por el vínculo.
Recién hoy, tras trece meses en la morgue judicial de Azul y La Plata y en el cementerio de Benito Juárez, Teresa Beatriz Bazán logrará recuperar los restos mortales de su hijo para darles sepultura en José C. Paz.

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario