Tres de cada diez niños de la escuela primaria trabajan

El trabajo indicó que en total hay un 32,5 por ciento de los niños que estudia y trabaja, y la mayoría de estos lo hace entre 4 y 8 horas diarias. Entre las principales labores que realizan se destacan las rurales, pero también ocupan lugares en empleos domésticos, en comercios y en hornos de ladrillos.
Según publicó un matutino mendocino, sobre un total de 565 estudiantes encuestados, el 30 por ciento ha repetido alguna vez en las escuela. El relevamiento fue realizado sobre una población de 667 niños, de 6 a 14 años, que asisten a 185 escuelas del Gran Mendoza y de zonas rurales aledañas.
De esta forma, quedó al descubierto, por los datos obtenidos, que el trabajo infantil casi duplica al promedio de todo el país, que ronda el 17 por ciento. Ante esta situación, la directora de Empleo de Mendoza, Dora Balada, aseguró que que “desde febrero la Provincia realiza inspecciones específicas sobre trabajo infantil”, con cuatro inspectores especializados en el tema, que articulan con investigadores del Conicet y, a veces, con representantes de los sindicatos.
Balada comentó que la multas por emplear a niños en Mendoza van de mil a cinco mil pesos y remarcó que “desde febrero, se han analizado cien casos”.
Debido a esta situación, destacó que en las próximas semanas serán reforzados los controles porque esta problemática en el campo recrudece con las labores estacionales. De acuerdo con la ley nacional sancionada en junio, se elevó la edad mínima de admisión al empleo de 14 a 15 años y estableció que en 2010 ningún niño podrá trabajar antes de los 16.
Mientras tanto, la Ley de Educación de fines de 2006 instituye la obligatoriedad de la escolaridad hasta la finalización del secundario, generalmente a los 18 años. “Muchos dicen ?mejor que trabajen a que estén robando?. Lo cierto es que así el trabajo no está considerado como inclusión social sino como herramienta de control social.
Los tenemos ocupados para que no sean peligrosos”, indicó la especialista Silvia Miorin. En ese sentido, Miorin consideró que “la tarea de los chicos es jugar e ir a la escuela”.

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario