Tres proyectos del voluntariado universitario de Barriadas serán financiados por Nación

Dichos proyectos están bajo la coordinación del senador provincial Néstor Auza y la operatividad del Programa Barriadas.  Turismo Pedagógico, Huertas Especiales e Inclusión Digital fueron las tres propuestas aprobadas por la repartición nacional de entre un total de 1600 proyectos presentados, desde diferentes puntos del país.
A principio de año, desde el ámbito ministerial se convocó a todas las casas de estudios nacionales del país para que presentasen proyectos relacionados al voluntariado universitario.  En este marco, el programa local Barriadas que coordina el ex rector de la Unicen, Néstor Auza,  respondió a la iniciativa enviando tres proyectos especiales que tienen como finalidad  la inclusión de los sectores más desprotegidos en la participación y el desarrollo ciudadano, ya sea desde la misma formación de la identidad local como desde la capacitación para una futura alternativa laboral o de estudio.
La experiencia de gestión en este tipo de convocatorias y el respaldo de los trabajos realizados hasta la fecha en distintas barriadas tandilenses le valieron la aprobación de los evaluadores nacionales que tuvieron que pasar revista por más de 1600 propuestas.  De este total, quedaron seleccionadas 353, de las cuales tres tendrán impacto en la ciudad de Tandil.
Recientemente, Auza recibió la confirmación de la entrega de la primera etapa de los fondos especiales que girará el Ministerio Nacional.  En este sentido, el senador y ex rector remarcó la importancia de que estos programas tuviesen asegurada su financiación hasta finales de 2009 ya que así se permite una mayor planificación en el trabajo de campo.
Cabe destacar que las iniciativas locales vienen a profundizar el trabajo del Programa Barriadas en las zonas más desprotegidas de la ciudad en un eje de trabajo que en su momento se denominó ?modelo de universidad social? y que desde 2004 a la fecha vino ganando terreno en espacios como el del acompañamiento pedagógico, las actividades culturales y deportivas y la capacitación laboral para aquellas personas que sin apoyo del Estado hubiesen tenido pocas chances de reinsertarse en el mercado laboral. 
Desde un tiempo a la fecha, la Universidad Barrial se ha convertido en una suerte de ícono de este modelo que si bien, en su origen, fue discutido en ámbitos académicos hoy ya goza de un respaldo comunitario contundente que la coloca como elemento indispensable de cualquier estrategia para llevar equidad a los distintos sectores que integran la sociedad de Tandil y que a todas luces no gozan de las mismas oportunidades para desarrollarse. 

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario