Triple crimen: la Procuración dictaminó que investigue el juez de Campana

Fuentes judiciales informaron a Télam que la decisión se basó en contactos telefónicos que podrían vincular los asesinatos de Sebastián Forza (34), Damián Ferrón (37) y Leopoldo Bina (35), con los narcos que producían metanfetamina.
Ahora será la Corte Suprema de Justicia de la Nación la que determinará si le hace lugar al dictamen firmado por el procurador fiscal Luis González Warcalde, y envía la causa a la justicia federal en Campana o la asigna a los otros magistrados que tuvieron intervención en la investigación.
“La ausencia, en esta causa, de elementos que permitan determinar al menos prima facie el móvil criminal de la privación ilegítima de libertad y homicidio calificado de Forza, Ferrón y Bina y, por otra parte, los fuertes indicios que pueden extraerse del proceso en trámite ante la justicia federal de Campana, no permiten descartar que aquellos delitos fueron cometidos en un contexto directamente relacionado con el tráfico de estupefacientes”, señala el dictamen al que tuvo acceso Télam.
Al hacer referencia a la conexidad entre ambas causas, González Warcalde menciona que las víctimas tenían “una comunidad de intereses entre ellos en vinculación a la manipulación de drogas farmacéuticas” y que un testigo de identidad reservada “relaciona a Forza con un extranjero imputado en ese proceso”.
Además, el fiscal de la Procuración señala que “existe coincidencia entre el número de código de radio Nextel de Forza y los asentados en los directorios de dos de los teléfonos celulares secuestrados en aquella investigación” (la de Faggionatto).
El dictamen también menciona la vinculación de Forza con “Luis Tarzia, otro de los imputados de narcotráfico, según se desprende del entrecruzamiento de llamadas telefónicas, efectuado por la Gendarmería Nacional”.
De esta manera, el dictamen es favorable a la postura del abogado querellante que representa a las víctimas, Miguel Angel Pierri, quien abrió el incidente de declinación de competencia con el objetivo de que la causa recaiga en el juzgado de Faggionatto Márquez.
El incidente de competencia en realidad era entre el juez de Instrucción en lo Criminal 19 de Capital Federal, Rodrigo Pagano Mata, y el juez de Garantías 1 de Mercedes, Marcelo Romero, quienes ya se declararon incompetentes por diversos motivos.
Sin embargo, la Procuración decidió finalmente dictaminar a favor de un tercer juez, Faggionatto Márquez, utilizando los argumentos del abogado de las familias de las víctimas.
Pierri admitió públicamente en la puerta del Juzgado Federal de Campana “que Forza, Ferrón y Bina estaban involucrados en el tema de la efedrina”, el precursor químico utilizado por los narcos mexicanos para producir metanfetamina.
El letrado pasó por el juzgado ya que este jueves declaró una testigo de nombre María, una camarera amiga, y presunta amante, de Forza, que ya lo había hecho ante la fiscal porteña Ana María Yacobucci, quien aún está a cargo de la causa por el triple crimen.
Fuentes de la investigación dijeron a Télam que la intención de tomar esta declaración testimonial era determinar si esta mujer, quien trabaja en un bar de Pilar, admitía un supuesto mensaje de texto enviado por Forza un día antes de desaparecer, en el que le dijo que alguien lo quería matar.
También, la misma mujer habría sido testigo de encuentros entre Forza y un tal “Rodrigo”, de nacionalidad mexicana, que se investiga si era el ahora detenido Jesús Martínez Espinoza bajo otra identidad o, si como cree Pierri, es alguien de “otra línea” mexicana relacionada con la efedrina.
Sin embargo, Diego Ranieri, abogado de la testigo, dijo que la mujer negó que haya recibido un mensaje de texto en el que Forza le decía que temía que lo maten.
Para el letrado, la camarera conocía el empresario asesinado porque el bar donde trabaja está ubicado cerca del domicilio de la víctima y que la testigo “no tiene nada que aportar” a la causa.
Por su parte, voceros de la investigación señalaron a Télam que la testigo probablemente sea citada nuevamente a declarar para responder más preguntas, ya que tuvo “algunas lagunas en la memoria”.
En tanto, en el juzgado se esperaba para esta tarde la declaración de otro testigo, un médico que trabaja para el ex policía José Luis Salerno, ex socio de Ferrón, sin embargo no se presentó.
Según las fuentes, ese profesional, quien también ya declaró ante la fiscal Yacobucci, fue aparentemente testigo de reuniones que involucraban a las víctimas con la “ruta de la efedrina”.
Forza, Ferrón y Bina desaparecieron el 7 de agosto cuando supuestamente iban a una reunión de negocios al Wall Mart de Sarandí y el caso se denunció en Capital Federal, donde ese mismo día aparecieron los vehículos abandonados de dos de ellos.
Seis días después los tres empresarios fueron encontrados asesinados a balazos en un zanjón al costado de la ruta 6, a la altura de General Rodríguez.

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario