Un centenar de personas marcharon para pedir la captura de Hugo Ramírez

. Además, pidieron justicia por otros casos no esclarecidos. La demanda se transcribió en un petitorio en la Jefatura Departamental de Policía.

Si bien la marcha se desarrolló en forma pacífica, se vivieron momentos de tensión en diferentes momentos en los que se manifestó el dolor de los familiares de las víctimas.

Alrededor de las 20 los vecinos se congregaron en la esquina de España y Rodríguez desde donde partieron hacia el Municipio y la Jefatura Departamental de Policía. Bajo la leyenda “¿Y los derechos del niño dónde están?”. Los manifestantes dieron inicio al trayecto y en cada esquina se detuvieron para hacer visible su reclamo.  Muchos automovilistas se ofuscaron por tener que detener su marcha y lo expresaron mediante bocinazos poco solidarios con la manifestación.

Con sus convicciones bien firmes, los manifestantes continuaron la marcha acompañados por el Sindicato de Trabajadores Municipales que, con sus redoblantes, ayudaron a hacer oír el pedido.

Asimismo, participaron de la movilización, la hermana de “Marito” Maciel, el joven que fue asesinado en la puerta de Sol Disco el 3 de marzo, el nieto de Abel Barbero y familiares de Gastón Arancibia, el motociclista que murió al chocar con un vehículo de carga que siguió su marcha en enero de 2012 y que tampoco encontraron justicia hasta el momento.

También participó la cuestionada psicóloga Daniela Lezcano y miembros del Partido Obrero.

“Basta de abuso sexual infantil”, “No queremos parques y paseos. Queremos justicia”, “Presos todos los pedófilos”, “Cárcel a Hugo Ramírez”, “Basta de Tandil impune”, “Cuidemos a nuestros niños. Esta basura está prófugo”, eran algunas de las frases que podían leerse en los carteles mientras cantan “Lunghi progresista de cartón. ¿Dónde está el Tandil soñado que a los barrios no llegó”.

 

Mayor control

 

Una vez en la puerta de la Municipalidad exigieron la presencia del intendente Lunghi y allí tomaron conocimiento de que el jefe comunal se encontraba en el Teatro del Fuerte en la apertura de Tandil Cortos. Exigieron la presencia del Intendente y una de la familiares de los niños abusados expresó “da la cara -refiriéndose a Lunghi-, que vos lo mantenías a ese degenerado. Trabajás para las cuatro avenidas. Vamos a marchar todos los meses hasta que se haga justicia”.

Hicieron lectura de un petitorio dirigido al Intendente, en el cual pedían “que tome las medidas necesarias para terminar con el abuso sexual infantil en nuestra ciudad, mayor control de las instituciones que trabajan con niños, debido a que en los últimos dos años ha habido denuncias de casos de abuso en los hogares del Municipio que se han tapado o que no han salido a la luz, o que se ha corrido la información por lo bajo pero los grandes medios no lo han publicado o no lo han investigado como corresponde”.

“Sabemos que hay casos donde están procesados los dirigentes de algunas instituciones que dependen del municipio. Por otro lado queremos decir que este merendero que tenía Ramírez contaba con el apoyo de Bienestar Social, como muchos otros, un apoyo indiscriminado, sin controles, nadie investiga quienes están a cargo de estos lugares. Este es el primer problema, el Estado ausente de controles con todo lo que tiene que ver con la minoridad”, sostuvieron. Y añadieron que “desde el 2009 se viene marchando en Tandil, se busca justicia y protección para los pibes abusados de nuestra ciudad, es por eso que pedimos que se dé inmediata respuesta. Basta de impunidad en Tandil”.

Luego, se dirigieron hacia la Jefatura Departamental donde leyeron y entregaron otro petitorio al titular de la Jefatura Distrital Jorge Giménez, a Horacio Spikerman de la Jefatura Departamental, acompañados por otros efectivos.

“Exhortamos a ustedes a que arbitren los medios necesarios para la búsqueda y captura de Hugo Ramírez, denunciado por abuso sexual de seis menores que concurrían al merendero del cual él era responsable”, lanzaron, para luego pedir que se informe “si recibieron orden del fiscal actuante para realizar búsqueda, allanamientos, orden de detención e imputación. De ser así, solicitamos constancia de las mismas con fecha y firma. Por último esperamos se entienda la urgencia de su captura, un pedófilo es reincidente siempre y mientras esté suelto nadie puede estar tranquilo”.

Los vecinos increparon a los uniformados por la falta de avance de la causa y porque según afirmaron, en una oportunidad alguien vio a Ramírez en Villa Aguirre, llamó al 101 y no tenían conocimiento de que tenía pedido de captura, además de que el móvil nunca llegó al lugar.

En el medio se vivieron algunos momentos de tensión pero finalmente todo terminó pacíficamente y los manifestantes se retiraron del lugar esperando obtener una respuesta positiva en breve.

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario