Un chico de 14 años en grave estado tras una violenta pelea entre estudiantes de dos escuelas mendocinas

El grave incidente se produjo en la víspera, en pleno centro mendocino, entre estudiantes de dos escuelas de la Quinta Sección de esta ciudad, según se informó. La víctima, de acuerdo con lo informado por las autoridades locales, tiene 14 años y cursa octavo año en el turno tarde de la secundaria Francisco Laprida, ubicada en las calles Paso de los Andes y Luzuriaga.
El chico debió ser operado de urgencia en el Hospital Lagomaggiore de esta capital, donde ingresó en horas de la tarde de ayer con un “puntazo” en el tórax, cerca del pulmón, tras ser trasladado por una ambulancia del Servicio de Emergencias Coordinado.
Hasta el momento, el adolescente permanecía internado en terapia intensiva en coma farmacológico, según informó José Moschetti, el director ejecutivo del centro asistencial. Allí seguirá con respiración asistida por los menos dos o tres días hasta lograr que su cuadro sea estable. El médico explicó que durante la intervención quirúrgica, que duró tres horas, “hubo que remplazar todo su volumen sanguíneo, que había perdido. Eso llevó a que tuviera dos situaciones hemodinámicamente muy comprometidas.
Calculo que debido a su juventud pudo salir de estos episodios, pero más allá de eso está en una situación crítica”. En medio de la pelea, otros dos estudiantes del mismo establecimiento resultaron con lesiones de distinta consideración. Se trata de su hermano, a quien le rompieron la nariz, y otro amigo, que recibió golpes en varias partes del cuerpo, de acuerdo con lo señalado por el diario Uno de esta ciudad.
El hecho ocurrió cerca de las 13.30 de ayer en Belgrano y Colón, a una cuadra de la escuela Fray Luis Beltrán, adonde supuestamente asiste el agresor, mayor de edad, según algunos testigos de la pelea. Al parecer, el choque se produjo porque uno de los alumnos del colegio Laprida tiene una novia en la otra escuela y la “pica” venía desde hacía tiempo entre ambos grupos por esa situación.
Si bien antes la situación no había pasado a mayores, ayer una veintena de jóvenes de la escuela Beltrán, de unos 18 años, aguardó a que los otros chicos, de 14, se reunieran en el lugar de siempre para ir caminando hacia su colegio y “los atacaron con toda la furia”, según se destacó. “Nos pegaron con piedras y palos. A mí también me quisieron cortar y me pude escapar”, contó uno de los menores involucrados en la batahola. Los directores de ambos establecimientos se reunirán con autoridades de la DGE para determinar qué sanción les corresponde a los estudiantes involucrados. En el caso intervino personal de la Oficina Fiscal Nº1 y dos de los estudiantes fueron llevados a la Comisaría Tercera para dar su testimonio.
Pero a pesar de ello, por el momento no hay detenidos, según se indicó. En tanto, se informó que anoche el ministro de Salud de la provincia, Sergio Saracco, y la titular de la DGE, Iris Lima, pasaron por el hospital para conocer el estado de salud del chico internado.

 

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario