Un comerciante azuleño fue secuestrado y lo dejaron maniatado en la Ruta 226

 

La víctima fue rescatada por personal de Seguridad Vial Tandil luego del aviso emitido desde el campo ubicado a poca distancia del deslinde de los partidos de Tandil y Azul.
El hombre fue identificado como Maximiliano Héctor Anchorena (36) y es uno de los propietarios de un supermercado azuleño, ubicado en Monseñor Cáneva e Hipólito Yrigoyen, a una cuadra y media de la estación terminal de ómnibus de la ciudad cabecera del Departamento Judicial.
De acuerdo a lo denunciado en Azul por un hermano, identificado como Félix Anchorena, cerca de las 22 del domingo concurrió al local comercial, cuyas puertas estaban abiertas.
El hombre añadió que notó el faltante de distintos elementos y 50 mil pesos en efectivo, según plantearon los medios azuleños. 
Además, denunció que no podía hallar a su hermano, por lo que se montó un amplio operativo en procura de dar con el paradero del empresario.
Con tal denuncia, se inició una causa para averiguar los detalles del hecho, pieza en la que interviene el fiscal Luis María Surget, de la Unidad Funcional de Instrucción 6 de Azul.
 
El hallazgo
 
En tanto, entre las 6 y las 6.30, la policía de Tandil fue advertida desde un campo ubicado a la vera de la Ruta Nacional 226 de la presencia del hombre buscado, quien adujo haber sido abandonado por los delincuentes y haber caminado varias horas en procura de auxilio.
Se trataba de Maximiliano Héctor Anchorena, según se informó oficialmente desde Seguridad Vial Tandil, dependencia que actuó junto a la Subdelegación Tandil de la DDI.
Anchorena estaba maniatado con precintos plásticos y entre sus primeras manifestaciones habría hecho referencia a un asalto y posterior secuestro, hasta ser abandonado en un camino vecinal.
El asaltado dijo haber caminado varias horas y habría hablado de un botín que triplicaría al planteado inicialmente por su hermano.
Se indicó de la existencia de actuaciones por “Privación ilegal de la libertad y robo”.
Cabe indicar que Anchorena, al igual que las acciones iniciadas en Tandil, fueron derivadas a Azul.
En fuentes policiales se trabaja con sumo hermetismo en el caso, sin que hayan trascendido las hipótesis ni los eventuales avances en la pesquisa. u

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario