Un comerciante y un ladrón muertos tras un violento asalto a una farmacia de Versalles

El comerciante muerto era un carnicero que tenía su negocio al lado de la farmacia que fue asaltada, y que al darse cuenta del robo intentó auxiliar a sus vecinos, pero recibió un impacto de bala de parte de los delincuentes. En tanto, uno de los ladrones también murió, poco después, en medio de un enfrentamiento con efectivos policiales que los persiguieron y con los cuales se tirotearon a metros de la avenida General Paz.
Según señalaron fuentes de la Policía Federal, el carnicero muerto, llamado Abel, tenía su negocio pegado a la farmacia de la calle Bruselas 816, donde se produjo el trágico asalto, anoche alrededor de las 21:00. El hombre -casado y padre de dos nenas, de apenas 5 y 9 años- salió de la carnicería armado con un cuchillo para intentar ayudar a los propietarios y empleados de la farmacia, pero un balazo disparado por uno de los asaltantes hizo que cayera gravemente herido en la vereda, sobre el frente del local.
Poco después murió mientras era trasladado al Hospital Santojanni de esta capital, de acuerdo con lo señalado por las fuentes consultadas. En la vidriera de la farmacia quedaron las huellas de al menos un impacto de bala efectuado por los delincuentes antes de escapar. Por su parte, los cuatro asaltantes escaparon en un Renault Clio color rojo -el mismo en el que habían llegado hasta la farmacia-, aunque finalmente fueron interceptados poco después por policías de la seccional 44, que habían salido en su búsqueda alertados por los vecinos de la zona.
En ese momento, se produjo un tiroteo y uno de los ladrones cayó muerto sobre la calle San Juan al 2000, una de las calles colectoras de la avenida General Paz, del lado de la provincia de Buenos Aires. Según trascendió, uno de los delincuentes habría resultado herido en medio del tiroteo, a pesar de lo cual logró subirse nuevamente al auto en el que escapaban y huyó junto a los otros tres sujetos.
La muerte del carnicero conmocionó a los vecinos y demás comerciantes del barrio, quienes salieron indignados a reclamar mayor seguridad y más presencia policial en las calles, para evitar otros hechos de inseguridad. “Todo el mundo está cansado de esto. El país entero está cansado. Yo les digo a los políticos, déjense de romper y hagan algo por la gente. Hagan algo o esto termina en una guerra”, dijo visiblemente conmocionado Carlos, un vecino del barrio que conocía desde hacía años al carnicero asesinado.
Otra vecina, en diálogo con los periodistas que llegaron hasta el lugar, señaló: “El carnicero salió con un cuchillo en la mano para tratar de ayudar. Enseguida se escucharon gritos y ahí nomás lo mataron”. “A la farmacia ya la habían asaltado otras veces -señaló otra vecina del barrio-. Lo más llamativo es que vivimos a una cuadra y media de la comisaría y han ocurrido varios asaltos. No se ve a la Policía en la calle”.

 

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario