Un delincuente robó en una agencia de quinielas

En la jornada de ayer, a plena luz del día, un nuevo hecho delictivo se registró en la ciudad. En esta ocasión el blanco del solitario delincuente fue la agencia de quinielas La Gringa, ubicada en la avenida Falucho 1258.
Hasta ese sitio llegó el malviviente, minutos después de haber terminado la recepción de apuestas para los sorteos matutinos que se realizan a las 14 para las quinielas nacional, provincial y de Santa Fe, aunque sigue un lapso más la posibilidad de apostar en la quiniela de Montevideo, que sortea a las 15. Por este motivo, aún no se había hecho el arqueo de la caja para conocer la recaudación que se había registrado hasta ese momento.
El individuo esperó que en el local no hubiera clientes para perpetrar el asalto, alzarse con el dinero que contenía la caja en ese instante y darse a la fuga rumbo a Primera Junta.
La empleada, Julieta Lastra, a quien el delincuente no le sustrajo el celular -como ocurre habitualmente-, dio aviso a la policía y a las personas responsables de la agencia.

“Me dijo que
no hiciera lío”

Julieta Lastra, aún muy asustada por lo acontecido, accedió a contarle a El Eco de Tandil lo sucedido, pero pidió no ser registrada fotográficamente. La víctima dijo que “estaba preparando las pizarras porque se estaban llevando a cabo los sorteos matutinos de nacional y provincial, que estaban pasando por televisión”.
Agregó que “entró una persona, creo que de más de 30 años, de contextura robusta, me saludó y cuando se iba acercando sacó un arma de fuego”.
Añadió que “me pidió la plata y me dijo que no hiciera lío. La verdad es que no caía con lo que estaba pasando. Me apuntaba con el arma y le dije ‘ahí tenés la caja’”.
Sobre el monto sustraído, señaló que “no sé bien, creo que serán más de 2 mil pesos, pero la verdad no lo sé porque la gente que se encarga de la administración había retirado tras los sorteos de la mañana para depositar en el banco”.
Lastra indicó que “no me golpeó, ni siquiera pasó detrás del mostrador. Y tampoco se llevó mi celular, que lo tenía cargando en la parte de atrás del local”.
Por último, sostuvo que “me pidió que me tirara al piso, pero no lo hice. Y me volvió a repetir que no hiciera lío porque eran dos y el cómplice estaba supuestamente afuera. Quizás lo manifestó para que la policía buscara a dos en vez de a uno. Lo concreto es que se fue con el dinero y salió para Primera Junta”.

“Quedó todo
filmado”

Gastón Varela, reconocido empresario de la ciudad, que también trabaja con varias agencias de quinielas junto a sus socios, se acercó hasta el lugar. El motivo fue que como los propietarios son amigos, Varela los ayuda en la administración.
A este Diario le dijo que “tengo la administración de este lugar que es propiedad de Manuel Latasa, los chicos están empezando en este rubro y como son amigos, les doy una mano. Me llamó la empleada que estaba sola y me dijo que la habían asaltado, así que me vine de inmediato”.

__res_4loc1
Sostuvo que “se llevó la recaudación del día, pero desconozco el monto porque había estado antes retirando para depositar en el banco. Era un delincuente solo, a cara descubierta y apuntando a la empleada con un arma”.
Al consultarle por la víctima al momento de arribar a socorrerla, señaló que “está bien, asustada por lo que había pasado porque es la primera vez que sucede algo así”.
También remarcó que “en el lugar hay cámaras que toman a las personas de frente, quedó todo registrado, así que haremos una copia para que la policía pueda trabajar y detenerlo. Por suerte quedó todo filmado”. u

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario