Un empresario tandilense y su esposa perdieron la vida al chocar con un transporte de papa a granel

Poco más de dos horas después del trágico accidente del kilómetro 85 (ver página 2), otros dos tandilenses perdieron la vida en la Ruta Nacional 226, en un choque de similares características que el anterior.

Ironías del destino obligaron a los efectivos de Seguridad Vial, a los Bomberos Voluntarios de Balcarce y a los peritos en accidentología de Mar del Plata a trasladarse hasta el kilómetro 116,5 de la Ruta 226, donde intervinieron en otra luctuosa colisión.

Así, en cuestión de horas, el partido de Balcarce fue testigo de la muerte de tres vecinos de Tandil en dos hechos muy parecidos en sus circunstancias y que conmovieron a la comunidad desde el amanecer.

 

Los hechos

 

Según informaron los medios de comunicación de la vecina ciudad, en los primeros minutos de ayer la camioneta Chevrolet Captiva en la que se movilizaban los tandilenses se incrustó contra la parte trasera de un camión Fiat con tolva, utilizado para transportar papa a granel.

Por la violencia del impacto, el empresario Abel Esteban Durán y su mujer Mariana Leeson murieron en el lugar del accidente.

Tras sentir el estrepitoso ruido, el conductor del camión detuvo su marcha, observó la terrible escena y constató que los únicos dos ocupantes de la camioneta habían fallecido. El camionero fue identificado como Néstor Parra, oriundo de Mar del Plata, quien sólo sufrió algunos golpes.

 

Las causas

 

La colisión se produjo entre en el kilómetro 116,5 de la Ruta 226, en una recta posterior a la loma de El Quebracho, en dirección a Napaleofú, sobre el carril Balcarce-Tandil.

Testigos que observaron el cuadro del choque infirieron que los protagonistas habrían circulado a velocidades muy dispares, ya que la Chevrolet quedó incrustada en la parte trasera del camión.

Incluso, los integrantes del Cuerpo de Bomberos Voluntarios de Balcarce que intervinieron atravesaron varios bancos de niebla en el trayecto hasta el accidente, por lo que la escasa visibilidad podría haber incidido en la tragedia.

Los móviles de Seguridad Vial y de Gendarmería más las dos dotaciones y la unidad de rescate de Bomberos que habían actuado en el choque anterior se desplazaron unos 30 kilómetros para actuar en el segundo episodio.

Una vez que los peritos de la Policía Científica de Mar del Plata terminaron con el relevamiento de las pruebas, catorce rescatistas trabajaron a destajo para liberar los cuerpos de las víctimas, que sufrieron gravísimas lesiones. El operativo culminó cerca de las 3. 

 

La noticia golpeó fuerte al campo y al automovilismo

Conocidos los nombres de las víctimas fatales, la información corrió rápidamente entre el sector agropecuario, entre los seguidores del automovilismo y en distintos ámbitos de la comunidad por las extensas relaciones sociales de la pareja.

Abel Durán era el propietario de la empresa Clanard, dedicada a la venta de maquinaria agrícola, repuestos e insumos para el sector, ubicada en colectora Pugliese 287.

En tanto, su hijo Ariel Durán es piloto de automovilismo y el domingo pasado, en la novena fecha disputada en Mar del Plata, se consagró campeón 2013 de la categoría Turismo Special de la Costa (TSC).

Los restos mortales de Abel Durán son velados en el departamento B de la Casa Crespo, Iacaruso y Santillán, mientras que hoy a las 9 recibirán sepultura en el cementerio parque Pradera de Paz.

Mientras tanto, Mariana Leeson será velada hoy de 8 a 10 en el departamento A de la misma empresa de servicios fúnebres. La inhumación de su cuerpo se llevará a cabo a las 10.30 en el Cementerio Municipal. 

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario