Un fin de semana dedicado a la dramaturgia

La tradicional sala céntrica espera que su puesta en valor se concrete el próximo año.

Las diversas actividades se llevaron adelante en las instalaciones de Facultad de Arte, en el edificio de rectorado de la Unicén, en la sala La Fábrica y en el teatro Cervantes.

Las jornadas de difusión empezaron como una de las actividades de la Biblioteca de Dramaturgos de Provincias para dar a conocer textos teatrales que habitualmente no circulan en los circuitos tradicionales, en un intento por compensar la hegemonía que impone la producción teatral de la Capital Federal y dar a conocer tendencias alternativas que surgen en distintos centros teatrales del país.

Así se refiere Julia Lavatelli al tema del surgimiento de espacios de creación al interior del país: “Sin desconocer la existencia del gran centro teatral que es la ciudad de Buenos Aires, puede considerarse que durante los últimos veinte años, el desarrollo de polos teatrales en las provincias siguió el ritmo de la consolidación de dramaturgias propias. Despegados del gigante teatral que es Buenos Aires, reconociéndose voluntariamente de provincias, alcanzando legitimaciones en el campo teatral sin pasar por la metrópoli, invitados a festivales internacionales, publicados en otras lenguas y otros países, los autores de provincias encuentran su voz en la paradoja de evitar el regionalismo (como restricción temática o formal) y reconocerse en su espacio, su entorno, su ambiente, sus historias, sus imágenes”; para esta teatrista tandilense “construir una dramaturgia anclada en la región y que al mismo tiempo rechaza la restricción regional y se abre al mundo, constituye tal vez el rasgo más sobresaliente de la nueva dramaturgia de provincias”.

Espacio de encuentro

Desde su primera edición allá por 2004, las Jornadas constituyen un espacio de encuentro para artistas, investigadores, estudiantes y público en general -todas las actividades de carácter gratuito- alrededor del tema de la dramaturgia, de la escritura teatral, sea esta producida a la manera tradicional -la del escritor, solitario, frente a su cuaderno, computadora o máquina de escribir- o la que hace algunos años viene afianzándose y tiene más que ver con el trabajo directamente sobre la escena, un trabajo grupal, en diálogo con los cuerpos de los actores.

En este 2016 el encuentro contó con la presencia de importantes creadores de distintas latitudes, como Alberto Moreno (Catamarca), Cipriano Argüello Pitt y Gonzalo Marull (Córdoba), Sonia de Monte (Mendoza), Ariel Farace, Beatriz Catani, Roxana Aramburú y Guillermo Yanícola (Buenos Aires), Leonel Giacometto y María Rosa Pfeiffer (Santa Fe).

El desarrollo y final

Así como en los últimos tiempos ha ido cambiando de la práctica dramatúrgica, las Jornadas se presentaron bajo un formato que tiene más que ver con la práctica artística que con lo que, prima facie, suponemos significa una reunión universitaria: se organizaron mesas de debate entre los dramaturgos invitados, con la dirección de Daniela Ferrari y participación de estudiantes de la Licenciatura en Teatro se hizo la lectura de “La espada y la cabeza”, texto inédito de la platense Roxana Aramburú; se presentaron en la sala La Fábrica las obras “Aleph”, dirigida por Mauricio Kartun y “Patos hembra”, de Beatriz Catani. Recordemos que la presentación de espectáculos es parte importante de las Jornadas, ya que la reflexión y el conocimiento sobre el quehacer teatral está siempre ligado a la práctica, a la experiencia artística de la comunidad, a los espectadores y la crítica teatral. Finalmente, Beatriz Catani dictó el taller de dramaturgia aplicada a la escena “Yo en los otros o los otros en mí”, que culminó en una muestra de las producciones que se hizo el domingo en el Teatro Cervantes. Las Jornadas de Dramaturgia de Provincias se integran así a la vida social y cultural de la ciudad, con esta intervención en un espacio emblemático para la historia del teatro tandilense.

(Colaboración especial para El Eco de Tandil. Licenciado en Teatro de la Facultad de Arte de la Unicén, Sebastián Huber).

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario