Un gendarme resultó con lesiones tras una pelea con vecinos de “Fuerte Apache”

Según indicó un jefe de la fuerza, el episodio, que se produjo a pocos días del crimen del gendarme Roberto Centeno -ocurrido cuando cubría la guardia en un puesto emplazado en ese barrio-, se habría originado en un operativo para tratar de dar con “personas que realizaron disparos contra una patrulla”.
La madre de uno de los demorados denunció que su hijo fue objeto de “maltrato” por parte de los gendarmes, mientras señaló que los uniformados actuaron como si estuvieran “alcoholizados o drogados”.
El oficial que dio el informe admitió que “hubo un incidente que se está investigando en un puesto de Gendarmería”.
En tanto, aseguró que las lesiones recibidas por un gendarme que fue golpeado no revisten mayor importancia. Centeno murió el 29 de octubre pasado tras recibir un impacto de bala en la cabeza cuando se encontraba en un puesto de Gendarmería en el complejo “Fuerte Apache”.
Al día siguiente, la Policía detuvo a un joven de 18 años como presunto autor del crimen, ya que habría realizado el disparo desde uno de los edificios que hay en ese barrio.

 

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario