Un hombre perdió todo en un incendio

Un incendio que se desencadenó en una casa situada en Ameghino 1672 consumió todo lo que había en el interior de la morada, dejando a su dueño sin nada.
El siniestro se desencadenó el viernes, alrededor de las 20, cuando no había nadie en la vivienda. Las llamas se esparcieron rápidamente y cuando llegaron los Bomberos ya no quedaba nada.
Hugo Basso, el vecino que llamó a los Bomberos, contó que “lo poco que tenía se le quemó. Dejó la salamandra prendida, se ha caído leña arriba de alguna cosa que había abajo y agarró fuego. Una chica que pasaba me avisó que se estaba prendiendo y yo no tenía modo de echar agua, no pude hacer nada”.
En tanto, contó que “los Bomberos estaban apagando un incendio en la Ruta 30, y cuando llegaron ya estaba todo prendido. Si hubiesen estado cerca hubiesen llegado enseguida y podrían haber salvado algo”.
El damnificado fue Juan Carlos Monzón, de 78 años, que vive solo en esa casa y es jubilado. En diálogo con El Eco de Tandil explicó que “no quedó nada. Perdí todo, la ropa, los muebles, la heladera. Yo estaba a cinco cuadras y un vecino me avisó que se me estaba prendiendo fuego la casa. Cuando llegué, estaba todo quemado, ya apagado por los Bomberos”.
“Ando con ropa que me regalaron. Tengo mi hermano en Villa Italia y la primera noche dormí allá, después en la casa de un amigo”, contó.
Monzón fue víctima de un siniestro de similares características hace dos años, que había sido provocado aparentemente por un inconveniente con una garrafa y también en ese momento perdió todo.
Cualquier persona que pueda colaborar con chapas y tirantes para el techo que quedó destruido, muebles, una cama, colchón y ropa, puede dirigirse a Ameghino 1670 y dejarlo en la casa de Hugo Basso. u

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario