Un hombre sufrió graves heridas al ser apuñalado por su pareja, ante el pequeño hijo

Ayer en horas de la tarde un hecho de suma violencia ocurrió en Argerich al 1800, cuando una mujer apuñaló a su pareja delante de su pequeño hijo. La víctima debió ser trasladada de urgencia al Hospital Municipal Ramón Santamarina con múltiples heridas cortantes en diferentes partes del cuerpo y mientras tanto, la mujer quedó aprehendida en la comisaría Tercera.
El violento hecho sucedió alrededor de las 17.30 y conmocionó a los vecinos de la cuadra, que repentinamente escucharon gritos y salieron de sus viviendas para ver qué sucedía. Y fue en ese momento que se encontraron con la salvaje e inesperada escena de la mujer apuñalando a su ex pareja.

Una violenta
situación

De acuerdo a la información obtenida por El Eco de Tandil en el lugar del hecho, la discusión se inició en la vivienda situada en Argerich 1879, propiedad de Sebastián Leiva, de 24 años. Su mujer, Ana Montoya, de 24 años, llegó al lugar y por causas que aún se desconocen comenzaron a discutir.
La pelea subió cada vez más de tono hasta que Ana Montoya partió una botella de vidrio y atacó a Leiva en varias partes del cuerpo con el pico de la misma, provocándole cortes. Además, también le asestó varias puñaladas con un cuchillo de acero inoxidable. Unas cinco heridas cortantes fueron en el pecho, otras en uno de los brazos y las demás en una de las manos.
De acuerdo al relato de los vecinos, cuando se produjeron las agresiones, la mujer sostenía con su otra mano al pequeño hijo de los dos, de tan sólo un año y medio, que vio toda la sangrienta escena.
Asimismo, observaron los frentistas de la cuadra que la pareja solía tener discusiones y alejamientos, por lo cual por momentos vivían juntos y en otros, se distanciaban. De acuerdo a las primeras versiones, ahora convivían a unas cuadras del lugar donde sucedió la agresión.
De acuerdo a la información policial, había múltiples denuncias de violencia de género en la pareja y restricciones de acercamiento mutuas.

Momentos
de tensión

Al ver la situación, varios vecinos se acercaron para intentar separarlos y llamaron al 101 Emergencias. Minutos después arribaron al lugar efectivos de la Policía Local y de la comisaría Cuarta, que lo asistieron presionando sobre las heridas del tórax para evitar que se desangrara.
Instantes después arribó la ambulancia que trasladó al joven, que se encontraba prácticamente inconsciente por la gran cantidad de sangre que perdió por las múltiples heridas sufridas. Los médicos lo examinaron y al cierre de esta edición continuaban asistiéndolo, pero en principio iba a permanecer internado en la sala de emergencias.
Los profesionales estaban evaluando intervenirlo quirúrgicamente porque las heridas en el brazo le tocaron un músculo. Las lesiones le afectaron el tórax y las extremidades superiores, pero afortunadamente no estaba en riesgo su vida.
En tanto, Ana Montoya fue trasladada a la comisaría Tercera donde se aguardaban las medidas dispuestas por el fiscal en turno. La causa quedó caratulada como “Tentativa de homicidio” y en el transcurso del día de hoy se le tomaría declaración para evaluar el avance de la causa. Interviene la UFI 12, a cargo del fiscal Luis Piotti en forma interina.

Movimiento
policial

La calma reinante en el barrio se vio alterada por el virulento suceso y posteriormente por el gran movimiento policial que se produjo en la zona. Es que, más tarde arribaron también los peritos que realizaron los trabajos de rutina en estos casos y los efectivos policiales en tanto, preservaron el lugar, donde claramente podían verse las partes de la botella que le ocasionaron las heridas a la víctima. u

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario