Un incendio afectó 30 hectáreas en la zona de Villa del Lago y puso en riesgo a varias casas

La tranquilidad de un domingo tandilense por la tarde en la zona del Lago del Fuerte se vio ayer alterada por la presencia de distintas dotaciones de bomberos, móviles policiales y mucho humo que tenía como epicentro Villa del Lago.
Por motivos que se tratan de establecer, un gigantesco incendio de pastizales se desató en el lugar, generando la lógica incertidumbre entre las muchas familias que habitan ese sector de la ciudad por los daños que el mismo podría ocasionar en las propiedades.
Durante la mañana del domingo, según testimonios de vecinos, hubo un aviso con un principio ígneo que fue rápidamente neutralizado por los bomberos. Se estimaba que la situación estaba absolutamente controlada, pero el viento reavivó el fuego que se propagó de manera inmediata, debiendo los lugareños utilizar todos los recursos disponibles a su alcance para poner a salvo las viviendas.
En el lugar convivieron durante un largo tiempo la desesperación de las familias trabajando para controlar las llamas, con aquellos que disfrutan en familia un día de domingo espléndido desde lo climático.
En medio de un panorama complicado, por la dificultad que presenta el terreno para que las dotaciones de bomberos pudieran cumplir con su tarea, se pudo observar a personas disfrutando de una caminata; otros cumpliendo un rutina física programada; parejas entregadas al sol, sentadas en grandes piedras, tomando mates y contemplando una vista panorámica extraordinaria que la ciudad ofrece desde las alturas, no advirtiendo la tensión de varias familias por la amenazante presencia del fuego cerca de sus hogares.

“Lo importante es que
la casa no sufrió daños”

Cruzando la primera línea del denso humo y fuego, sobre la parte posterior del cerro, El Eco de Tandil dialogó con vecina de nombre Hebe, quien no quiso dar mayores datos filiatorios. Dijo que “llamamos a los bomberos en horas de la mañana porque hubo un principio de incendio en el lugar que se conoce por quienes habitamos este lugar como Dos Huecos. Nosotros somos vecinos y vimos mucho humo y desde bomberos tuvimos como contestación que iba a estar humeado varios días porque lo que se había quemado era un árbol, que nos quedáramos tranquilos”.
Señaló que “luego de almorzar junto con mi amiga volvimos a observar que el humo era mucho. Nos acercamos y ya era un incendio bastante importante, a 15 metros de mi casa. Si no hubiera sido por los vecinos, mi casa se quema toda. Por suerte teníamos agua de reserva, de casualidad, y la usamos para frenar el avance de las llamas que igual dañaron los frutales y pinos que tenía. Lo importante es que la casa no sufrió daños”.
Como queja por lo acontecido, expresó que “aparecieron los bomberos cuando estaba todo controlado, pero quien vino habló con nosotros, pero se quedó parado frente a otra propiedad, nunca se acercó hasta mi casa. Por suerte se pudo controlar el sector”.
En el final dijo que “no sabemos qué hacer los vecinos porque esta es una zona de incendios, y nos dijeron los bomberos con los que hablamos que no hay mucho personal. Hace 20 días hubo otro incendio, sucedió algo parecido pero no afectó a las casas porque el viento estaba para otro lado”. u

“Con el viento se expandió
muy rápido y se tornó difícil
detener el avance de las llamas”

Luis Mendioroz es otro de los habitantes de Villa del Lago que junto a su familia tuvo que trabajar activamente para que el fuego no afectara su propiedad. En medio de la densa humareda, habló con El Eco de Tandil y describió que “el incendio se inició en un monte pequeño que hay en lo que se denomina La Canterita. Supuestamente en horas de la mañana hubo un incendio que pudieron sofocar”.
Luego expresó que “cerca de las 13.30 el fuego con el viento se reavivó. Empezamos a ver humo y llamé de inmediato a los bomberos. Con el viento se expandió muy rápido y se tornó difícil detener el avance de las llamas”.
Sobre la cantidad de hectáreas que podrían haber sido afectadas por el fuego, expresó que “si el otro día se hablaba de 24 hectáreas, creo que en esta ocasión debe rondar las 30. Fíjate que el fuego va por atrás del cerro rumbo a Uncas. Sucede que todavía no terminó, se sigue extendiendo y no sabemos cuándo estará totalmente controlado”.
Al ser consultado sobre las causas del incendio, dijo que “no sé qué pasó por la mañana en ese monte. Los bomberos me habían dicho que lo habían apagado. Pasó algo ahí pero lo pudieron sofocar. El viento lo reavivó”.
También expresó que “somos ocho familias las que habitamos esta zona y están todos trabajando con el fuego. Mi propiedad por ahora no corre riego porque los bomberos trabajaron y lo controlaron, lo que es lamentable es que acá se necesita mucha más gente de bomberos porque el viento es intenso”. u

“La situación está controlada,
aunque la gente se alarma
porque ve fuego”, dijo García

Ramón García, titular del Cuartel Central de Bomberos, habló con este medio sobre el incendio desatado en Villa del Lago que preocupó a los habitantes del lugar.
Remarcó que “personal de esta dependencia está trabajando haciendo un contrafuego para eliminar el combustible orgánico. De esta manera se acelera un poco la situación, sino hay que esperarlo mucho tiempo y no tiene sentido”.
García señaló que “tomamos conocimiento de este incendio pasada las 13 y desde ese instante se está trabajando”.
Según lo expresado por vecinos del lugar, durante la mañana de ayer hubo un foco ígneo que fue controlado. Al respecto manifestó que “hubo varios focos en esa zona, sucede que el que más complicó nos avisaron alrededor de las 13. Por la mañana concurrimos a Villa del Lago y fue sofocado el incendio que se había originado”.
En cuanto a si puede haber sido intencional o el fuego se originó producto de la naturaleza, aseveró que “puede ser intencional o accidental, capaz que alguien realizó una fogata en un lugar inadecuado, pero eso no significa que sea intencional. Puede llegar a ser una negligencia lo ocurrido, porque las condiciones no están dadas para que sea un incendio orgánico o por causas de altas temperaturas que no hubo”.
También expresó que “la situación está controlada, aunque la gente se alarma porque ve fuego, pero es algo que está realizando nuestro personal para tratar de circunscribir esa zona y hacerlo en forma controlada. Va a demandar un par de horas más o quizás hasta mañana (por hoy)”.
Los vecinos de Villa del Lago manifestaron a este medio que eran pocos los efectivos que estaban trabajando en el incendio de grandes proporciones. Al ser consultado, García dijo que “están trabajando cinco personas que son las que necesitamos. Los vecinos también dijeron que no veían los camiones y había dos en medio de la sierra desarrollando su tarea”.
Por último, expresó que “si bien no hemos terminado con los trabajos en la zona, son alrededor de 30 hectáreas las que fueron afectadas por el incendio”. u

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario