Un incendio de pastizales afectó un amplio sector del cerro en cercanías al Parque del Bicentenario

Ayer, cerca del mediodía, se desató un importante incendio de pastizales que se originó en Villa del Lago y que con el correr de las horas se propagó hacia otros sectores del cerro, hasta alcanzar el Parque del Bicentenario y el Manantial de los Amores. El siniestro requirió la presencia de cinco dotaciones del Cuartel Central y de Villa Italia, entre ellas la unidad de incendios forestales, dos camiones y dos camionetas, y doce efectivos que combatieron sin descanso las llamas por más de ocho horas. También asistió personal de las direcciones de Vialidad, de Obras Sanitarias y Asistencia a la Víctima y Defensa Civil.

Si bien se desconocen las razones que provocaron el fuego, se presume que las condiciones ante la falta de agua y de abundante vegetación colaboraron con su propagación.

La quema de pastizales ocasionó extensas columnas de humo que se podían apreciar desde distintos puntos de la ciudad.

El incendio

En principio, el fuego se originó ayer después del mediodía en la ladera derecha del sector donde se encuentra emplazado el monumento a Don Quijote de la Mancha, en Villa del Lago. Por la tarde, las llamas avanzaron hacia el sector del Parque del Bicentenario, y a su paso quemaron gran parte del cerro y amenazaron las viviendas del lugar.

En ese punto, al igual que en Villa del Lago, el trabajo de los uniformados apuntó a la preservación de las viviendas y a cortar el avance “para poder guiar el incendio a un lugar donde lo podamos extinguir”, confió uno de los uniformados a El Eco de Tandil en pleno despliegue de las tareas.

De allí, y mientras se mantenían otros focos menores, el fuego comenzó a descender por el cerro en dirección al Manantial de los Amores y el área cercana a donde se encuentra un complejo de cabañas, por lo que se trató de desviarlo hacia otro sector para intentar sofocarlo.

Al cierre de esta edición personal de Bomberos aún permanecía en el lugar cumpliendo tareas para concretar su extinción y posteriormente implementar guardia de cenizas, una acción normal frente a estos casos
En tanto, según se informó a este Diario, durante el siniestro no fue necesario evacuar a ninguna persona, ni tampoco se vieron afectadas propiedades.

Vecinos alerta

Alrededor de las 17 los residentes de la calle Magnasco, en inmediaciones al Parque del Bicentenario, observaron atentos la escena mientras el humo y el inquietante crepitar de la vegetación que ardía por las llamas generaban especial preocupación.

Allí, la situación obligó a los vecinos a involucrarse con la tarea de los servidores públicos e incluso a colaborar con la dotación del cuartel de Villa Italia que se acercó en apoyo del Central.

En este caso las autoridades alertaron a los vecinos sobre la importancia de realizar contrafuegos para evitar mayores consecuencias ante episodios de esta naturaleza ya que se trata de una calle sin salida que se encuentra frente al cerro, y donde además la presión del agua no suele ser óptima.

La misma recomendación fue para los dueños de aquellas propiedades que tienen vegetación cerca.

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario