Un incendio de pastizales afectó un importante sector del cerro del Calvario

Al parecer el hecho se desencadenó en Necochea y Ezeiza, en la ex cantera Los Nogales, en cercanías a un barrio. Pero rápidamente el fuego tomó otros sectores, hasta alcanzar la zona posterior al monte Calvario y Villa Cordobita a la altura de la calle Paraguay.

En ese sector los servidores públicos centraron los esfuerzos para evitar que las llamas alcanzaran las propiedades ubicadas en el lugar, donde finalmente no se registraron daños.

Tras varias horas de intensos trabajos, promediando la tarde el siniestro logró ser controlado.

Si bien las causas aún no fueron confirmadas, los bomberos abocados a las tareas tendientes a controlar y sofocar los distintos focos ígneos mencionaron que podría tener incidencia el accionar de un grupo de menores que instantes previos fueron vistos por los senderos del cerro.

 

Peligro en la zona

 

Una vez controladas las llamas, el titular del Cuartel Central de Bomberos, subcomisario Ramón García, brindó explicaciones sobre la ardua tarea desplegada en la zona.

Confirmó que el incendio comenzó aproximadamente a las 13 en un sector del cerro, siendo el más importante el que se desencadenó en la parte posterior del Calvario.

Marcó la incidencia de las fuertes ráfagas de viento que se registraron por la tarde en la ciudad, que “propagó el fuego” abarcando unas 5 hectáreas. Con el correr de las horas la afectación creció hasta alcanzar unas diez hectáreas más.

“El incendio está controlado”, garantizó ayer por la tarde García. En efecto la estrategia de acción planteada apuntó a “direccionarlo hacia una zona que se encuentra verde porque es imposible poder ingresar y apagarlo” debido a la gran altura de los pastizales, que en algunos sectores superaba el 1,50 metro, y por las características del suelo. “Hay cavas y piedras de gran tamaño que hacen imposible poder transitar e ingresar a ese lugar para tratar de extinguirlo”, analizó.

En esa línea el subcomisario resaltó que se pusieron a disposición cuatro unidades, incluido el camión de incendios forestales, para cubrir diversos puntos dada la cercanía con las viviendas aledañas y con el tradicional paseo turístico.

“Es un lugar muy importante y de gran combustión que si bien cuenta con las medidas respectivas en cuanto a la propagación de los incendios, teníamos importantes ráfagas de viento. Con lo cual el peligro era más que importante”, evaluó el titular del cuartel.

 

Desconocen las causales

Ayer, cuando culminaron las tareas, las causas que provocaron el siniestro eran desconocidas. Sin embargo, García expuso que, como parte de un accionar que se repite, en esta oportunidad también “se vieron menores de 12 o 13 años, que caminan por senderos que conocen a la perfección, y luego de su paso se vieron pequeños focos de incendio”.

En ese sentido fue que apeló a la “responsabilidad” en especial de los mayores “para el cuidado de estos pequeños”, y advirtió que esta situación “aún no ha arrojado consecuencias graves pero en algún momento incluso pueden verse envueltos en las llamas”.

Para finalizar instó a la concientización de los vecinos para evitar este tipo de acciones, e indicó que las temperaturas aún “no son suficientes” como para que se inicien este tipo de hechos, por lo que “apelamos a la buena predisposición y responsabilidad de las personas”.

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario