Un menor robó una camioneta, saqueó un negocio de uniformes y terminó contra un poste de teléfono

El hecho fue protagonizado por un joven de 17 años, que ayer por la madrugada inició un raid delictivo que comenzó con la sustracción de una camioneta marca Toyota modelo Hilux de una vivienda ubicada en Montevideo al 900, propiedad de Ignacio Ugalde.
A partir de allí, el menor se dirigió a Alsina al 400, al tradicional comercio de fabricación de uniformes Bel-Mar, con intensión de cometer otro ilícito. Con una barreta, forzó la puerta de entrada al local, de donde logró llevarse la caja registradora, una computadora, un televisor y una importante cantidad mercadería.
Cargó la camioneta y, al advertir la presencia de un patrullero de la policía, intentó imprimir mayor velocidad a su marcha. En ese instante perdió el control del rodado y chocó contra un poste de la empresa Telefónica, que repentinamente frenó su marcha, a la vuelta del local de indumentaria, en Pinto al 1200, vivienda que sufrió algunos daños.
Los efectivos lograron aprehender al joven, que fue trasladado a la comisaría Primera. Se inició una causa por ?Hurto calificado automotor y robo?. Por otro lado, la empresa Telefónica reparó los daños causados por el fuerte impacto, que terminó por quebrar el poste a la altura de la base.

?Sentirse
invadido?

Abel Garfagnoli, titular de Bel-Mar Uniformes, contó a El Eco de Tandil cómo sucedieron los hechos, al tiempo que destacó el rápido accionar de los uniformados de la Primera: ?Los muchachos de la comisaría estuvieron espectacular, vinieron rápido y nos atendieron bárbaro?.
Eran aproximadamente las 4.30 de la madrugada de ayer, cuando ?empezamos a sentir ruidos, bajé corriendo porque pensé que le pasaba algo a mi mamá y encontré que la puerta de entrada estaba abierta de par en par, que la habían roto con una barreta?, narró. En ese primer momento constató que se habían llevado la caja registradora y mercadería.
Garfagnoli dijo que a los pocos minutos, ?pasa un chico por la puerta y me pregunta si me habían robaron recién, y me dice que hay una camioneta que chocó acá a la vuelta, en Pinto, contra un poste de Telefónica?.
Entonces ?fuimos, empezamos a buscar y vimos que estaba la caja registradora llena de sangre, porque al chocar, el chico se golpeó todo. Estaba el dinero, la mercadería y saltaron un televisor y una computadora que cargó antes?.
Asimismo, mencionó que el autor del ilícito ?es un chico de 17 años y todos sabemos qué es lo que pasa, enseguida lo sueltan?.
En cuanto al hecho en sí, Garfagnoli manifestó que ?bajé de golpe y, cuando te das cuenta que son chorros, pensás que me pueden hacer cualquier cosa. Da esa sensación?.
En 40 años que tiene la empresa, ?nunca habían robado?, afirmó Garfagnoli. ?Uno siempre se espera que lo roben, pero no encontrar la puerta abierta, hecha pedazos con una barreta. Es como sentir que en cualquier momento puede pasar algo?.
?Todo el mundo tiene miedo de que te peguen un tiro o que torturen a alguien. Ese es el miedo. Si perdés algo material, bueno. Pero es como sentirte invadido en tu propia casa, no te sentís seguro. Te obligan a acobacharte y a ponerte tipo celda?, concluyó.*

 

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario