Más de 400 personas se hicieron sentir contra el tarifazo en las calles céntricas de la ciudad

La gélida jornada no logró detener el descontento popular ante los tarifazos durante la tarde de ayer cuando más de 400 personas salieron a reclamar contra las políticas del presidente Mauricio Macri. Además hubo críticas a los gobiernos municipal y provincial y exigieron la renuncia del ministro de Energía Juan José Aranguren, por estar “de ambos lados del mostrador”.

Alrededor de las 19.30, poco a poco se fueron congregando integrantes de diferentes agrupaciones políticas y sociales y vecinos de la ciudad en la esquina de Pinto e Yrigoyen.

La Mesa Intersindical Tandil, el Partido Obrero, Partido Humanista y Patria Grande fueron algunas de las organizaciones que participaron, a la vez que referentes de Memoria por la Vida en Democracia.

También participaron de la marcha concejales y ex concejales del Frente para la Victoria.

Segundo ruidazo

Algunos con cacerola en mano, otros con bombos, bocinas, y todo tipo de objetos que pudieran aportar para hacer más contundente el segundo ruidazo contra la suba de las tarifazas.

También se hicieron presentes muchas personas con pañuelos blancos en sus cabezas, en apoyo a la líder de Madres de Plaza de Mayo, Hebe de Bonafini, a quien intentaron detener ayer.

Minutos después, la multitud se encolumnó detrás de un cartel que resumía la razón de la protesta: “No al tarifazo”. Avanzaron por Pinto, con el ruido de cacerolas, palmas, bocinas, cornetas, bombos y diversos carteles que resumían el rechazo hacia las políticas del Gobierno nacional.

Flor de Murga se puso al frente de la movilización minutos después, dándole un poco de color a la movida.
“El burro de Macri vive dando patadas a nuestros bolsillos”, exponía una de las pancartas.

Personas de diferentes edades, e incluso niños participaron de la movilización. Para contrarrestar el frío que azotaba la ciudad por esas horas, los manifestantes marcharon con sus bufandas, gorros cubriendo parcialmente los rostros, guantes y abrigadas camperas.

En tanto, los comerciantes salieron de sus negocios para observar la columna de gente que avanzó luego por 9 de Julio hasta San Martín y regresó por Rodríguez hasta el Municipio.

“Contra el tarifazo, a los que menos tienen, garrafa social”, “Tienen nostalgia, ganaron una elección y actúan como en un golpe de Estado”, “Macri ganaste mintiéndole al pueblo”, “Chau Aranguren”, eran las leyendas de otras pancartas.

“Macri pará la mano”, era otra de las expresiones escritas que referenciaban a la frase que pronunció Hebe de Bonafini ayer en su discurso, luego de que intentaran detenerla por orden judicial.

“Madres de la Plaza
el pueblo las abraza”

Una vez en el playón municipal, referentes de diferentes agrupaciones expresaron sus palabras a los presentes.
Una de las integrantes de Memoria por la Vida en Democracia, Petra Marzocca, se refirió a lo sucedido con Hebe de Bonafini y afirmó que “no nos van a atropellar mientras estemos con vida y tengamos la energía para sostener su lucha”.

“Les pedimos a todos su respaldo para repudiar no solo a los que nos están agrediendo como pueblo sino también a la historia de los derechos humanos, que ya es incuestionable para todo el mundo y realmente esta gente no quiere entenderlo”, sostuvo.

Al finalizar sus palabras, la multitud gritó: “Madres de la Plaza, el pueblo las abraza”.

Unidad

Rody Cachela, del Partido Humanista, expuso que “no solo queremos que le llegue al Gobierno el mensaje de ‘no al tarifazo’ sino que entienda que todo procedimiento lo tiene que hacer dentro de la ley, en Jujuy con Milagro Salas, ahora con Hebe de Bonafini. Otro atropello fuera de la ley no va a prosperar porque vamos a protestar”.

A continuación, el secretario general de Suteba e integrante de la Mesa Intersindical, Hugo González, resaltó que “lo que estamos haciendo hoy en Tandil y se está haciendo en todo el país, tiene que ver con la capacidad que tiene un pueblo de salir y manifestarse cuando hay políticas que lo atacan directamente”.

“Están atacando el salario de los trabajadores, la economía de los pequeños comerciantes, de la familia, y también tenemos que pensar a nivel local que también tenemos responsables políticos que tienen que estar a la altura de las circunstancias, y no lo están”, cuestionó.

Y agregó que “tenemos un Municipio que no nos da respuestas, lo único que va a llevar adelante nuestro reclamo es esto que estamos haciendo, que nos estamos organizando, que estamos en las calles, hemos dejado de lado muchas diferencias que podemos tener las organizaciones, y lo hacemos en este ámbito de unidad”.

“No podemos dejar de nombrar a los 40 compañeros de Cinpal y muchos trabajadores que no saben su futuro y hay un responsable en un Gobierno nacional, provincial y municipal”, planteó.

Y fustigó que “Tandil no tiene políticas a la producción, perdimos 12 años, que a los trabajadores nos iba mejor, la industria estaba creciendo y Tandil fue para atrás”.

“De los dos lados
del mostrador”

Por su parte, Juan Arrizabalaga, de Patria Grande, aseguró que “es violencia la inflación, el aceitazo, el tarifazo, los despidos, por eso reclamamos que no toquen a Hebe porque nos tocan a todos. No vamos a dejar que este Gobierno haga como el menemismo y vamos a reaccionar 10 años después”.

“Aranguren tiene que renunciar porque está de los dos lados del mostrador”, lanzó, lo que desató un fuerte aplauso.
Y, finalmente, remarcó que “al Gobierno municipal le decimos que la semana que viene vamos a conseguir una pequeña victoria y vamos a terminar con el tarifazo a la garrafa social”.

La concejal del Frente para la Victoria María Eugenia Poumé, cuestionó duramente los dichos del jefe de Gabinete de la Nación, Marcos Peña, quien “dijo que tarde o temprano Hebe de Bonafini va a ser encarcelada, y también dijo que tarde o temprano vamos a tener que pagar el gas. Nosotros le decimos que tarde o temprano el pueblo va a derrotarlos, y no vamos a tener que pagar porque esto es totalmente injusto”.

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario