Un policía fue amenazado con un arma al intentar detener a los acusados por robos

Durante la madrugada de ayer fueron detenidos dos jóvenes que habían logrado huir temporariamente de una persecución policial al amenazar con un arma de fuego a un uniformado que intentaba detenerlos.
La historia comenzó cuando dos hombres fueron vistos por personal policial en la llamativa actitud de saltar un paredón en una vivienda de Saavedra al 1.300.
Los sospechosos intentaron alejarse del lugar a bordo de un automóvil Fiat Uno, color blanco, dominio BSF 360.
Los uniformados comenzaron una persecución que llegó a la zona de Haití entre Colombia y Liniers, lugar en el cual los perseguidos bajaron del auto y apuntaron al uniformado que intentaba detenerlos, logrando de esa manera cubrir la huida por terrenos baldíos, aprovechando la oscuridad de la noche y la niebla reinante.
Sin embargo, el policía reconoció a los fugitivos, dado que habían estado detenidos en otras oportunidades.
El auto fue secuestrado por la policía, en tanto que se emitió un alerta radial al personal de todas las dependencias policiales de Tandil, por lo que intensificaron los controles.

Segundo avistaje
 
Con el dato aportado por el policía amenazado de que se trataba de Luis Bigliante (27) y Christian Chaparro (34), hubo una serie de identificaciones, hasta que cerca de las 5 fue interceptado un remís en el cual eran trasladados como pasajeros.
El procedimiento se realizó en la zona de Marconi y Roca.
De acuerdo al informe oficial dado a conocer en fuentes policiales, Bigliante tenía entre sus ropas una pistola calibre 32 con siete proyectiles intactos, aptos para el disparo.
Además, en el marco de los procedimientos la policía secuestró precintos, una capucha y cinco celulares.
Inicialmente la causa fue caratulada como “Tentativa de hurto agravado por escalamiento, tenencia de arma de fuego de uso civil condicional sin la debida autorización, y desobediencia”.
Cabe indicar que entre los hechos en los que ha estado vinculado con la información policial se encuentra el robo de nueve costosos canarios de raza, dos de de los cuales fueron hallados hace cerca de un año en su vivienda, en Laprida al 2500.

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario