Masajista quedó detenido por abuso sexual contra una paciente

En las últimas horas se confirmó desde fuentes judiciales que quedó detenido un conocido masajista del medio, quien fue denunciado por una mujer por abuso sexual.
El acusado, Oscar Alberto Cela, alias Negro, de 64 años de edad y de ocupación masajista, fue recientemente trasladado a la fiscalía a prestar declaración bajo la imputación de “Abuso sexual gravemente ultrajante”.
En tanto, desde la propia Justicia procuran dar con posibles más víctimas, sospechando que a partir de la denuncia de la mujer que motorizó la causa, habría otras mujeres que habrían padecido lo mismo y que ahora estarían en condiciones de animarse a declarar.
Cela quedó detenido por el delito citado, al aguardo del avance del proceso de instrucción que, se insiste, procura dar con más testigos que hayan padecido lo que la víctima en cuestión denunció.

Los hechos

Según este Diario pudo conocer de la instrucción, el hecho que se le endilga al masajista se remonta al 20 de octubre de 2015, cuando aproximadamente a las 17.15, una mujer -la denunciante- concurrió al domicilio del sindicado para hacerse masajes (Maritorena 415). Recibida por el acusado, le indicó que se acostara boca abajo en la camilla y se sacara las prendas superiores, quedándose la víctima vestida solo con el corpiño y calzas, comenzando el señalado a realizarle masajes en el cuello y en la espalda.
En esos momentos el masajista le dijo que se diera vuelta y que se bajara las calzas hasta la rodilla, comenzando a realizar masajes en las piernas y entrepiernas de la víctima y en eso momento abusó sexualmente de la mujer introduciéndole los dedos en la vagina, siempre con la excusa de masajearla.
La mujer le agarró la mano a Cela a los fines de sacársela de sus partes íntimas, pero el mismo le tomó la mano a la víctima y se la llevó hasta la zona de su pecho, donde agarró ambas manos, indicándole que lo dejara “trabajar en la zona”, para luego de ello, en momentos en que el imputado se dirigía a colocarse más crema en su mano, con claras intenciones de continuar abusando de la paciente, la mujer se reincorporó de la camilla y se retiró del lugar.
Para arribar a la detención se sumaron distintos elementos probatorios, más allá del testimonio de la denunciante. Informes de peritos, inspección ocular y croquis del lugar donde se habrían desarrollado los hechos, informes médicos, entre otros ítems, forman parte del expediente que, una vez tomada declaración al imputado (se negó a declarar) se ha resuelto a priori la detención del acusado, para luego seguir avanzando en el proceso que tendría su corolario en un juicio oral. u

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario