Un violento temporal de lluvia y viento causó estragos en la Capital

Según informó el Servicio Meteorológico Nacional, en las últimas 12 horas cayeron 136 milímetros de agua, más del promedio registrado para octubre.
Mientras tanto, en las primeras horas de la madrugada se produjeron vientos con ráfagas de hasta unos 80 kilómetros por hora. 
Por otro lado, los trenes de las líneas Mitre y Belgrano Sur circulaban con demoras por anegamientos, y también se producían inconvenientes en las líneas B, C y D del subterráneo. 
La magnitud de la tormenta provocó que la empresa Edesur publicara una nota para pedirle a la población que “se abstenga de tomar contacto con instalaciones eléctricas en la vía pública”.
Además, como consecuencias de las lluvias, tanto en el Aeropuerto de Ezeiza como en el Aeroparque metropolitano se registraron demoras y cancelaciones en los vuelos programados para las primeras horas de la mañana.
El subsecretario de Emergencias porteño, Néstor Nicolás, sostuvo que no se produjeron “complicaciones importantes” en la Capital Federal. 
“Prácticamente no hay lugares en el mundo donde puedan caer 100 mm por día, estos fenómenos son de los más intensos del mundo y hay mucha curiosidad de meteorólogos de todo el mundo”, destacó el funcionario.
En las zonas de Quilmes, Berazategui y La Plata, el fuerte viento de esta madrugada ocasionó la voladura de techos y la caída de postes de luz que afectaron el suministro eléctrico.
La Municipalidad de Tigre informó por la mañana del miércoles que se no había evacuadas por las tormenta, la cual provocó anegamientos y cortes de luz. 
Entre las zonas más afectados se encontraban las de Ranelagh, Jacarandá, Villa Mitre,  Belgrano, General Mitre, Aldana, 1 de  Mayo, Los Pinos, Plátanos, Sarmiento, Santa Rosa, Buenaventura, San  Juan, Sarmiento, parte de Hudson, Kennedy, El Chingolo, Santa Carmen y San Pablo.  
También se produjeron anegamientos en áreas como Gregorio de Laferrere, en La Matanza, distintos puntos de Marcos Paz, Morón, José C. Paz, Moreno y Tigre, entre otros distritos.
En la ciudad de La Plata, si bien sólo había caído por la mañana algo más que 40 milímetros de agua, los inconvenientes se dieron por fuertes vientos que derribaron varios árboles y se rajó una parte del techo del Estadio Único, donde por la noche se iba a disputar el partido entre Estudiantes y River por la Copa Sudamericana.
En tanto, el agua acumulada en General Paz generó demoras importantes sobre la calzada a la altura de la Autopista del Oeste y de avenida San Martín.
Una situación similar se registró a la altura del Puente Pueyrredón, en Avellaneda, donde del lado de la avenida Hipólito Yrigoyen, el agua cubría la totalidad de la carpeta asfáltica, haciendo imposible la circulación.
Al mismo tiempo, se vieron afectadas varias localidades del interior bonaerense, como Luján, donde el municipio declaró la alerta roja por la rápida crecida del río, que incrementaba su cauce por la mañana a un ritmo de 20 centímetros por hora y ya se producían evacuaciones.
El intendente local, Oscar Luciani, admitió la posibilidad de que se produzca una inundación similar a la de 2012 cuando el agua fluvial inundó varios barrios y llegó al casco céntrico e histórico, rodeando la Basílica. 
Los inconvenientes se producían mientras persistía un alerta por fuertes tormentas emitido por el Servicio Meteorológico Nacional, las tormentas podrían repetirse hasta la noche, mientras que a partir de jueves mejoraría el clima, con el ingreso paulatino de un frente de aire fresco. NA

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario