Una agrupación universitaria exige que dejen de “prostituir” la institución

La agrupación Estudiantes por la Libertad de la Facultad de Humanas de la Unicén expresó su repudio hacia acciones que se están generando en esa casa de altos estudios para promover el voto al candidato presidencial Daniel Scioli. Consideraron que están utilizando el aparato del Estado para hacer proselitismo y exigen que dejen de “prostituir” la institución.

Francisco Sola, referente de la agrupación universitaria y también secretario de bloque de concejales del PRO, explicó la postura que dejó sentada la agrupación mediante un comunicado.

En ese marco, expuso que “para nosotros que hayan tomado postura o por Scioli o por Macri está tremendamente mal. Acá el objeto es que una institución pública, que encima es una universidad en la que la sociedad aporta con sus impuestos para que pueda tener un buen funcionamiento, haga proselitismo en función de un candidato político”.

“El fin no justifica los medios y el orden de los factores no altera el producto, lo que sí nos llama la atención es que ya antes ha habido una manifestación de 100 ó 150 personas que se juntaron en la biblioteca del Campus para manifestar su rechazo a Macri. Independientemente de que cualquier ser humano debe tener la libertad de expresión, está bueno que debatan, pero no está tan bueno utilizar un lugar público para generar ese espacio de discusión para hablar mal de un candidato con diferentes autoridades docentes”, cuestionó.

No obstante, sostuvo que “eso se podría aceptar porque no hubo una autorización tan manifiesta o por escrito”, pero fustigó que el Centro de Estudios Interdisciplinarios en Problemáticas Internacionales y Locales (Ceipil), que “es un órgano que es financiado por todos los contribuyentes y que depende de la Facultad de Ciencias Humanas, mandó por cadena de mail a todos los estudiantes y los graduados de la carrera de relaciones internacionales que explica los argumentos por los cuales tomar una postura política”.

“Nosotros estamos en contra de eso, creemos que está mal porque no se puede tomar una institución pública para hacer una campaña proselitista, porque las instituciones no le pertenecen a un grupo político, sino que son de toda la sociedad”, manifestó.

En el comunicado del Ceipil, además de mostrarse los argumentos por los cuales votar a Scioli finalizan diciendo: “Entendemos que el candidato y el equipo de gestión del frente Cambiemos encarnan las políticas neoliberales de ajuste y endeudamiento que devastaron las instituciones públicas de educación, ciencia y tecnología durante los años noventa. Nosotros tenemos memoria, por eso apoyamos la fórmula presidencial del Frente para la Victoria”.

 

“Hay que tener

un poco de ética”

 

En ese sentido, llamó a “volver al camino de la cordura, del sentido común, de pensar que estas prácticas, que están firmadas y tienen el logo de la Universidad, y lo firman los titulares del centro de estudios, no se deben hacer. Hay que tener un poco de ética”.

A su vez, recalcó que con ese tipo de iniciativas se está incumpliendo la Ley Nacional 25.164, que en el artículo 24 inciso “e” dice que queda “prohibido valerse directa o indirectamente de facultades o prerrogativas inherentes a sus funciones para fines ajenos a dicha función o para realizar proselitismo o acción política”.

“La ley regula el trabajo de los empleados públicos nacionales, y en uno de esos artículos hace un limitante que no se puede hacer campaña política con tu cargo”, aclaró.

Asimismo, lamentó que “nos hemos acostumbrado en estos 12 años de kirchnerismo a que las instituciones no valen o que no importan las reglas. Hay una cadena nacional por semana, y se usa para cualquier otro fin diferente al que fue creada. Ayer (por el miércoles) fue el bochorno de la Cámara de Diputados donde incluso se pelearon los mismos kirchneristas por todos los mamarrachos políticos que estaban haciendo, nos acostumbramos a un sistema de no respeto por las instituciones”.

“La división de poderes y el respeto por las instituciones es algo que tenemos que defender. Sería lo mismo que la Afip sacara un comunicado avalando a Scioli o Macri, o que los directoras de las escuelas de la ciudad de Buenos Aires hagan lo mismo”, señaló.

 

Una cuestión

de respeto

 

Consideró que “es como que en la Universidad se ponga un signo religioso en cada aula. No corresponde, es laica porque es para todos, entonces no puede salir a tomar postura diciendo que Macri es neoliberal, que busca el ajuste, que busca destruir toda la Universidad porque puede haber personas a favor de Mauricio Macri y no se merecen que su casa de estudios les diga ´lo que pensás vos es malo para la Universidad´. Es una cuestión de respeto”.

Además, fustigó también que en la sala donde se reúnen los docentes hayan entregado una planilla para que los trabajadores de la casa de altos estudios firmen donde hay un comunicado que va a sacar la Universidad para adherir a la candidatura de Daniel Scioli.

A su vez, afirmó que han enviado mails a los integrantes de los consejos de carrera pidiendo que adhieran al rechazo hacia Macri.

 

“Tassara es el principal  responsable”

 

Afirmó que se trata de un “plan sistemático” y apuntó al rector Tassara como “el principal responsable”, como así también a la decana de la Facultad de Ciencias Humanas.

“Nos parece que no podemos seguir prostituyendo las instituciones, no podemos seguir diciendo que el que piensa distinto es el enemigo”, lanzó.

Y cuestionó la “prepotencia y el usar el aparato del Estado para presionar y callar a un alumno. Nosotros de esta agrupación que es liberal, que va en contra de los principio económicos y sociales de los diferentes partidos políticos, hicimos una charla, trajimos un autor que habla en contra del Che Guevara y usaron todo el aparato de Estado para censurarnos, eso es lo que se hacía antes en la dictadura”.

“Me parece que con 30 años de fortalecimiento democrático estas cosas no pueden pasar”, sostuvo y pidió que dejen de “prostituir a la Universidad para sacar un provecho político, porque es evidente que están desesperados. Como estudiantes queremos sentar esta posición: que es ilegal lo que hacen, porque se está violando una ley, no va con los designios de un país republicano y tampoco con sentido de ética”, finalizó.

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario