Una falla en el material utilizado por Metalúrgica habría provocado el incendio

El secretario general de la UOM Tandil, Carlos Romano, informó que mantuvieron una audiencia con autoridades de Metalúrgica Tandil, en las oficinas del Ministerio de Trabajo provincial, para esclarecer las “causas” del incendio que afectó el sector del horno 3 en la madrugada del 30 de julio pasado. Desde la firma se adujo que el siniestro se habría originado por la “humedad” del material utilizado, que se envió a La Plata para ser analizado, pero desde el sindicato de los metalúrgicos se insistió en “no deslindar responsabilidades”, y volverán a reunirse el viernes próximo.

El encuentro tuvo lugar el pasado 26 de agosto y contó con la presencia del gerente general de Metalúrgica Tandil, Eduardo Pian, y el abogado Guillermo Dupleix, que respondieron a la citación tras la presentación que había realizado el gremio ante la cartera laboral pidiendo explicaciones sobre el incidente que “no tendría que haber pasado”, advirtió Romano en diálogo con El Eco de Tandil.

Contó que los representantes de la firma adujeron que están comprando la materia prima, “la cuarcita”, aparentemente en tres partes: “una es local, y dos importadas, y a raíz de que no pueden entrar ese material por el tema de la aduana, entonces se compra una local y aparentemente ésa ha estado con humedad”.

De cualquier manera, el secretario general gremial afirmó que el material se mandó a analizar y desde la empresa “querían deslindar responsabilidades”, cuestión que, desde la UOM, dijeron que “no” y siguen “haciendo responsable a Metalúrgica y a todas aquellas personas que operaron en el horno, salvo la gente de la UOM, porque a nosotros nos tienen que dar todas las cosas como corresponden para trabajar como corresponde”.

Tras haberse trabajado con ese material, aseguró que se hicieron “modificaciones”, detalló que por ejemplo “se puso una termocupla para detectar el calor que tiene el piso, que antes no estaba”, aunque insistió en remarcar que “no tiene que pasar un accidente para que después salga alguna persona a hacer eso sino que tenemos que tratar de evitarlo”.

Además, se descartó el material que se había utilizado esa noche y contó que ahora se está trayendo cuarcita de “otro lado”, pero de cualquier manera las autoridades de la fábrica le presentaron una nota que verán conjuntamente con el secretariado, para ver si esa materia prima puede “entrar de afuera”.

Mientras tanto, el material se envió a analizar a un laboratorio de La Plata -afirmó- y van a esperar hasta la próxima audiencia en el Ministerio de Trabajo provincial el próximo 9 del corriente.

Sin embargo, insistió Romano en que “nosotros no deslindamos responsabilidades de Metalúrgica y de los que operaron, que hay un contratista que también nosotros decimos que se tienen que dar cuenta cuando el material tiene humedad, pero ellos le echan la culpa a la materia prima”.

 

La situación de

los trabajadores

 

Al día siguiente de la audiencia, el dirigente gremial local contó que se presentó en  Metalúrgica Tandil para conversar con los trabajadores de todos los turnos y saber si ellos veían algún tema de inseguridad grave y que, en ese caso, él mismo pararía los puestos de trabajo porque garantizó que el titular de la UOM nacional, Antonio Caló, le dio esa facultad, como así también el cuerpo de delegados.

Desde las 10, recorrió toda la planta y le mostraron las cosas que se están haciendo, y si bien recalcó que son “muchas” le confirmaron que “hay 1.200.000 de pesos de acá a fin de año para hacer inversiones”, por lo que aseguró que “empezamos a trabajar en un plan de mejoras de trabajo”.

 

Un trabajo

conjunto

 

Aclaró que riesgos “hay” porque es una fundición, y que si bien en los últimos años “se ha deteriorado mucho”, afirmó que “no están los riesgos que, verdaderamente, uno cree o lo que dice la sociedad. No son los riesgos de que pueda llegar a causar una explosión porque si nosotros lo viéramos, pararíamos los puestos de trabajo de manera automática”.

“Lo que pasa -remarcó Romano- es que hay máquinas o estructuras que estos años se han deteriorado o techos a los que nunca se les hizo inversiones hasta hace poco. No hay mantenimiento, sacaron prácticamente a casi toda la gente de esa área, hay tres o cuatro chicos y el que mayor antigüedad tiene, tiene cinco años en la empresa”.

Por lo tanto, planteó que “vamos a empezar a trabajar sobre eso y queremos que se ocupen, que tomen más gente en el área, que es lo que le vamos a pedir ahora -una vez más- al gerente. Por eso, vamos a sentarlo y empezar a hacer un plan de trabajo conjuntamente con nosotros y el área de seguridad del secretariado y en paralelo le pedimos una reunión a nivel nacional con gente de Renault”.

 

“Riesgos para parar, no hay”

 

Por lo tanto, el secretario general de la UOM Tandil afirmó que “riesgos para parar no hay y además el cuerpo de delegados está facultado para parar cualquier puesto de trabajo”, e insistió en que “cuando hay humo, se retira la gente, cuando hay un problema de inseguridad, también”.

“Lo que pasa es que estos accidentes son muy difíciles de detectar, no tendrían que ocurrir, pero son difíciles de detectar. Entonces, si nosotros detectamos cualquier problema, automáticamente se para el puesto de trabajo y se retira a la gente”, dijo.

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario