Una joven acusó a un tandilense de someterla sexualmente y obligarla a practicar zoofilia

Jorge Antonio Torres (43), oriundo de Tandil y titular de Chacinados Tapalqué, está detenido desde el 2 de agosto pasado tras ser denunciado por una joven de 18 años de edad que vivía con él.
El hombre fue acusado de abusar sexualmente de la denunciante, mientras permanecía privada de la libertad y viviendo sometida a la servidumbre.
El caso quedó al descubierto cuando la chica pudo escaparse, el pasado 17 de julio.
Tras la denuncia en sede policial, se inició un sumario penal que derivó al mes siguiente en la detención del ahora imputado de haber cometido todos estos aberrantes hechos, quien para el tiempo en que conoció a la chica era Testigo de Jehová. 
La causa penal se instruye en la Unidad Funcional de Instrucción 2 de Azul, interinamente a cargo del fiscal Javier Barda.
Torres se negó a declarar cuando fue indagado en Azul, está acusado de tres hechos diferentes: “Estupro agravado por ser cometido por un ministro de algún culto reconocido o no; reducción a la servidumbre; secuestro coactivo agravado por ser la víctima menor de dieciocho años; abuso sexual con acceso carnal agravado por ser cometido contra una menor de dieciocho años con aprovechamiento de la preexistente situación de convivencia -delito continuado- y corrupción agravada por mediar violencia y amenazas y ser cometido por persona conviviente, todos en concurso real ideal entre sí; y desobediencia”.
El viernes, el fiscal Barda solicitó la prisión preventiva de Torres, que permanece detenido en la Unidad 30 del Servicio Penitenciario Bonaerense, ubicada en General Alvear.
 
Pavoroso relato
 
Según la agencia Noticias Argentinas, la adolescente estuvo “secuestrada varios años y que al lograr escaparse contó que era abusada, obligada a prostituirse y a prácticas de zoofilia”.
Acusó al hombre porque la abusaba, golpeaba, “marcaba” con una daga y obligaba a tener relaciones íntimas con extraños, incluso con perros.
La agencia noticiosa añadió la historia comenzó en 2008, cuando el “pastor” Torres conoció a los padres de la entonces adolescente de 13 años.
 
La chica contó que desde diciembre de 2011 hasta el pasado mes de julio el hombre la mantuvo cautiva en su casa. Años antes, Torres la había convertido a la religión de la que él es considerado un líder y en ese contexto, abusó de ella por primera vez cuando tenía 14 años.
Después la mantuvo encerrada durante casi dos años reduciéndola a la servidumbre y la aisló de sus familiares y demás vínculos sociales, según se dijo.
 
Descargo
 
La Asociación de los Testigos de Jehová emitió un documento en el que señala que el detenido "no es Testigo de Jehová activo, así como tampoco líder o referente en nuestra organización. Hace más de tres años que dejó de serlo, cosa que la comunidad de Tapalqué conoce muy bien".
Añadió el comunicado que “nos repugna el abuso sexual, pues seguimos el principio bíblico expuesto en Romanos 12:9 ´Aborrezcan lo que es inicuo´".

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario