Una joven de 19 años perdió la vida en un accidente de tránsito

Ambos rodados circulaban por Machado entre Rodríguez y 9 de Julio, cuando la moto intentó pasar al vehículo mayor, por causas que buscan esclarecerse el  conductor perdió la estabilidad, roza a otro auto que se encontraba estacionado y luego caen todos sus tripulantes, de los cuales la mujer llevó la peor parte.

Alrededor de las 16.30 la policía recibió una llamada de un accidente de tránsito en Machado al 600 en donde un sujeto que conducía una moto Zanella 110 cc, dominio GTR-526, se trasladaba junto a Gabriela Lorenzo de 19 años, y el hijo de esta última de 2 años.

La moto era conducida por Eduardo Ezequiel Capra, pareja de la joven fallecida, y circulaba por Machado entre 9 de Julio y Rodríguez cuando intentó rebasar un camión Volkswagen, patente LWD-346, con acoplado ECY-370.

 

El hecho

 

Ambos vehículos circulaban en el mismo sentido, cuando aparentemente la moto sobrepasó al camión y el conductor de la moto perdió la estabilidad, rozó contra un vehículo estacionado del lado izquierdo de la calle y cayeron con la moto al piso.

Tanto Capra como el menor, el cual viajaba en el medio entre ambos adultos, cayeron sobre uno de los lados de la moto. Gabriela Lorenzo la cual viajaba en la parte trasera de la moto, habría caído sobre las ruedas del camión lo que provocó el fatal desenlace. Cabe destacar que ninguna de las personas que viajaban en la moto llevaba puesto el casco.

El vehículo de mayor porte era conducido por Matías Nicolás Fernández, de 23 años, empleado de una empresa de camiones de la ciudad, quien se encontraría realizando sus tareas laborales al momento del accidente.

El subcomisario Reinaldo Fernández, responsable de la comisaría Segunda, detalló que ante semejante accidente, se trasladó a la joven de forma inmediata al Hospital Ramón Santamarina; pero la misma habría llegado al lugar sin vida. De acuerdo a algunas especificaciones previas, la muerte fue prácticamente inmediata; aunque esto sería develado con el informe de la autopsia.

En tanto que el conductor de la moto como el del camión, no debieron ser trasladados al nosocomio local ya que no presentaron heridas de consideración. Por su parte, el menor de dos años sufrió heridas de carácter leve debido a los golpes de la caída; por lo que fue internado en el Hospital de Niños Debilio Blanco Villegas donde al cierre de esta edición permanecía en observación pero fuera de peligro.

 

La causa

 

Minutos luego del accidente y ante tremendo desenlace, tanto los peritos accidentológicos de Azul como un fotógrafo y personal de la comisaría Segunda, fueron quienes intervinieron en el hecho para tratar de determinar las causas del accidente; no sólo con la escena del hecho sino también con los testimonios de los protagonistas.

En relación a la autopsia, en un primer momento se iba a realizar en la ciudad de Azul pero finalmente se llevó a cabo en la morgue municipal de Tandil por el médico de la policía, quien brindará datos más precisos sobre los motivos de muerte de la joven.

La causa quedó caratulada como “Homicidio culposo y lesiones”, con la intervención del fiscal Gustavo Morey,  quien dispuso las pericias de todos los relevamientos para posteriormente elevarle los resultados. 

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario