Una madre denunció al Hospital de Niños y exige explicaciones por la muerte de su beba de 8 meses

Visiblemente conmovida, abrió las puertas de su domicilio a El Eco de Tandil, aún con un sinfín de interrogantes en su mente y un dolor intenso en su corazón, para contar su dolorosa experiencia. La mujer acusa al Hospital de Niños porque “nadie hizo nada” por su hija y por no saber explicarle cuál fue la razón de su deceso.

La luz del sol asomaba en su casa, pero Leila ya no está. Sin respuestas en su mente ni consuelo en su alma, Florencia Noemí Amadeo se dispuso a recibir a este Diario y contar los detalles del trágico golpe que le dio la vida al perder a su pequeña. “Se las llevé con bronquiolitis, no para que me la devolvieran muerta en un cajón”, se lamentó.

Relató que el pasado 15 de agosto se dirigió a la guardia del Hospital “la interné con un cuadro de bronquiolitis, la internó el doctor Eduardo Calistro después de hacerle una placa, para pasarle oxígeno y dejarla, más que nada en observación”.

“Nunca había estado internada, era la primera vez”, aclaró. “Le pusieron la sonda para pasarle oxígeno y me dijeron que el lunes o martes le iban a dar el alta porque la nena estaba bien, lo único que necesitaba era que le pasaran oxígeno”, advirtió.

Pero contó que el sábado “la nena empezó a levantar fiebre, le tomaron la temperatura y le dieron ibuprofeno para que le bajara, nada más, y el domingo seguía con mucha fiebre, vómito y diarrea”.

Detalló que ese día “la dejaron todo el día con fiebre, a cada rato le pedíamos que por favor se la bajaran, le hicieran un análisis y le pusieran algo para cortar los vómitos y la diarrea, la nena se deshidrató, no le funcionaban los riñones”.

Ya el lunes a la noche -continuó- “después de haber pasado todo el día igual, la nena empezó a convulsionar como a las 22, se empezó a poner morada y fría, y de la misma fiebre empezó a convulsionar”.

En ese momento, describió que “estaban las enfermeras con ella, porque ni los médicos vinieron, la sacaron de la habitación, la llevaron a otra para ponerle suero, no le pusieron la vía porque no le encontraban la vena, estuvieron ahí como una hora y pico, apareció un médico y les dijo: `¿Qué están esperando que no llaman al terapista? Llamen al terapista porque la nena se les muere´”.

En medio de la desesperación, advirtió que el médico “nunca vino, ni él ni ningún otro médico, alrededor de mi hija eran todos enfermeros, no había un solo médico. Cuando vino el terapista, había ido anteriormente y le dije yo porqué no le daba algo para la fiebre o le hiciera un análisis para ver porqué tenía tanta fiebre y le dio una jeringuita chiquitita con un jarabe que le iban a dar cada 12 horas. Pero si la nena no toleraba nada, porque le daba la leche, agua, no dormía hacía tres días, y ellos ni se enteraron porque ninguno hizo nada, no movieron un dedo”.

 

La atención en terapia

 

El lunes por la noche la beba ingresó al área de terapia intensiva del Hospital. Allí, indicó que “le pusieron una vía por la vena principal, después le pusieron sonda, suero, le pasaron antibiótico de todas clases y le hicieron estudios”. Desde ese día hasta el jueves inclusive la beba “mejoró”, aseguró Amadeo.

Por la mañana del jueves, relató que “entré, la enfermera me pidió el chupete, le dejé la mamadera porque le estaban pasando la leche por la sonda y le iban a sacar la sonda y le iban a dar la mamadera. La nena me agarraba la mano, me apretaba la mano, me decía mamá, me sonreía, no abría los ojos y el médico me dijo que podía ser por las mismas convulsiones que había hecho y la medicación, y qué se yo”.

Hasta allí, insistió en que “los estudios de la cabeza y de sangre habían salido bien, ya los riñones le funcionaban, había recuperado los glóbulos que había perdido y después, ¿qué pasó?”, cuestionó la mujer.

 

El deceso y las preguntas

Desgraciadamente, la mamá de Leila contó que “el viernes me vienen a decir que la nena había entrado en paro y a los cinco minutos vienen y me dicen que la nena falleció”.

Entonces, cuestionó: “¿Qué pasó? Además, ¿dónde están los médicos que el fin de semana tendrían que haber hecho un análisis de sangre y orina para saber porqué la nena levantaba tanta fiebre? Como yo le dije a la doctora Brea, al doctor Mezzina, yo se las llevé con bronquiolitis, no para que me la devolvieran muerta en un cajón”.

 

La explicación de las autoridades

“Ellos la explicación que me dieron es que supuestamente varios casos terminan así. Cómo puede ser, yo nunca vi a un bebé morirse de bronquiolitis. Es más, tengo mi nena de 5 años que es asmática y ha agarrado 200 bronquiolitis”, advirtió.

Sobre lo que le manifestó Marta Brea, la directora del Hospital, tras el fallecimiento de su beba, Amadeo contó que “ella, a mí y a mi hermana, nos dijo que a ciencia cierta ellos tampoco saben qué fue lo que pasó”.

Mientras tanto, expresó que “la familia se queda con todo el dolor, con la pérdida que eso suma porque -aseguró- es un dolor que yo nunca me lo voy a sacar de la cabeza, además a mi hija no me la van a devolver, yo no puedo tener más hijos y quién me va a dar una respuesta, nadie, porque ellos se lavaron las manos”.

Amadeo tiene 34 años y contó que también es madre de un adolescente de 17, otro de 15 y una nena de 5. Ahora reclama justicia porque aun sabiendo que nadie le va a devolver a su beba, quiere que “la gente se entere de lo que pasa ahí adentro”.

“Necesito respuestas”

Informó luego que no se le practicó ninguna autopsia al cuerpo de su pequeña hija.

Contó que “la doctora Marta Brea y el doctor Vitto Mezzina nos dijeron a mí y a mi hermana que el médico terapista, que fue el último que estuvo con la nena, le preguntó a ella (Marta Brea) si se le podía hacer una autopsia y ella le dijo que no, por el dolor de la familia, por esto, por lo otro; todas excusas que a mí no me sirven”.

Por el contrario, insistió en que necesita “respuestas, saber qué fue lo que pasó, qué hicieron, quién fue el culpable, porqué la abandonaron. A mí no me van a devolver más a mi hija, pero yo necesito llegar hasta lo último, voy a revolver cielo y tierra hasta que caiga quien tenga que caer, a mí no me importa, yo me hago cargo de lo que digo”.

Adelantó por último que el lunes se acercará una vez más a la sede de la Fiscalía, porque aseguró que “aunque me tenga que quedar en una carpa ahí afuera, no voy a parar hasta saber la verdad de lo que pasó con mi hija”. 

 

Mezzina aseguró que se inició “una investigación interna”

Por su parte, el secretario de Salud del Municipio, Vito Mezzina, informó que “hemos recibido a la mamá hace unos días, junto con la doctora Brea en la Secretaría de Salud. La mamá se acercó porque tenía dudas con respecto a la evolución que había tenido la chiquitita que falleció en la terapia intensiva pediátrica”.

Resaltó que en realidad “se estuvo realizando la historia clínica, inclusive la madre tiene una copia y nosotros desde nuestro punto de vista iniciamos también una investigación interna y ahora creo que ayer (por el jueves), a través de la Fiscalía, hubo una intervención judicial, donde se retiró la historia clínica del Hospital”.

Desde el ámbito médico, en tanto, informó que la criatura presentaba un cuadro de “bronquiolitis grave, una niña de 9 meses que evolucionó con complicaciones de tipo respiratorias y hasta alguna de tipo neurológica porque había tenido una convulsión durante la internación por el síndrome febril que tenía y fue ingresada a la unidad de terapia intensiva con un cuadro de insuficiencia respiratoria y una neumonía agregada a los cuadros de bronquiolitis”.

Confirmó que ya en terapia, la beba “tuvo asistencia respiratoria mecánica, empezó a evolucionar favorablemente, siempre dentro de la unidad de terapia intensiva, y presentó en forma inesperada un paro cardiorrespiratorio del cual no pudo ser reanimada y la chiquita falleció”.

Desde el punto de vista médico, ante la denuncia de Amadeo, Mezzina aclaró que “nosotros nos remitimos a la historia clínica, que son los elementos que tenemos y la atención fue realizada de acuerdo a la historia clínica en tiempo y en forma”.

Además, advirtió que “los chicos con bronquiolitis graves tienen evoluciones muy serias. Nosotros ahora vamos a empezar a ver algún tipo de cuadro que antes no se veían acá en Tandil porque antes se derivaban y actualmente estando la terapia intensiva, no”.

Expuso que “la bronquiolitis sigue siendo una enfermedad muy seria que produce obviamente episodios con fallecimiento de algunos chicos, lamentablemente. Se está realizando una investigación interna. pero además obviamente los hospitales y la Secretaría de Salud van a colaborar con la investigación judicial en todo lo necesario para que en esto no quede ningún tipo de dudas”. 

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario