Una madre denunció que su hijo murió en el Hospital de Niños por mala praxis e invita a una marcha

Una madre denunció que su pequeño hijo de 2 años falleció en el Hospital de Niños por mala praxis. Realizará una marcha para pedir justicia el viernes, a las 16. Ayelén Alvarez contó que el domingo 10 de enero llevó a su hijo Lisandro al Hospital de Niños y le explicó al médico de guardia que el pequeño había devuelto una piedra, y que tenía un poco de tos, por lo cual estaba preocupada ante la posibilidad de que hubiera más piedras o de que la que devolvió lo hubiera lastimado.
El médico “lo revisó y me dijo que tenía un poquito de angina y de mocos en los pulmones, pero lamentablemente no le hizo una placa porque ahí hubiera salido todo”.

“Cuando llegamos a casa jugó con su hermanito, durmió bien. Esa noche no dormí porque lo controlé todo el tiempo por si levantaba fiebre. No lo veía que respirara mal, solamente tenía tos”, contó.
Pero el lunes por la tarde, empezó a toser y luego tuvo una convulsión.
“Se cayó como muerto en los brazos de mi mamá. Ella le hizo RCP y él empezó a quejarse. El nene llegó morado al Hospital, le hicieron una placa y se veía una piedra en el conducto que va al pulmón. Lograron estabilizarlo, y lo trasladaron a Mar del Plata donde le extrajeron la piedra”, relató.
La operación era muy riesgosa pero salió bien. Posteriormente, el cuadro se complicó y descubrieron que en el otro pulmón, en el cual en Tandil le habían dicho que tenía un poco de mocos, tenía neumonía.
“Si le hubiesen hecho la placa todo hubiese sido distinto porque hubiera salido la neumonía, la piedra y mi hijo estaría acá”, expresó con gran dolor.
Pero luego el pequeño sufrió muerte cerebral y días después, falleció (el 17 de enero).

Justicia

“Esa misma semana mi hermana fue al Hospital a pedir el nombre del médico de guardia y no se lo dieron. Le dijeron que yo lo tenía que pedir por nota. Yo no puedo ni pasar por el Hospital”, afirmó.
Y aseguró que en Salud Mental no le dieron asistencia psicológica. La profesional que la atendió le dijo “que el duelo lo tenía que hacer sola, que entrara a internet y viera que estaba en la primera etapa recién”.
“A mí me consiguieron otro psicólogo y tuve que ir al psiquiatra porque no dormía, lo veía a mi hijo. No tuve contención, ni respuestas”, explicó.
Y remarcó que “lo que yo quiero es que el doctor que lo atendió ese domingo no atienda más. Quiero que no haya más Lisandro en Tandil. No quiero que le pase a otro nene, ni a mi otro hijo tampoco porque yo tengo a su hermano mellizo. Por eso pido justicia”.
“Mi hijo va a descansar en paz y yo voy a conseguir un poco de paz el día que ese médico no atienda más”, aseguró.
Por último, invitó a la marcha que será el viernes, a las 16, en el Hospital de Niños, desde donde se dirigirán hacia la Municipalidad donde se le presentará una carta o petitorio al Intendente. u

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario