Una mujer de la zona de El Paraíso que contrajo hantavirus está internada en estado reservado

Una mujer que habita junto a su familia en la zona de El Paraíso contrajo hantavirus, aparentemente, en unos galpones de su domicilio, donde personal de Bromatología y del departamento de Zoonosis Rural de Azul pudo constatar la presencia de roedores.
La información fue confirmada por el director de Bromatología, Omar Olivera, que indicó que la vivienda se encuentra en la zona suburbana de la ciudad. En cuanto al lugar en el que habría contraído el virus, podría haber sido alguno de los galpones que hay cercanos a la vivienda, donde se halló evidencia de roedores.
La afectada se encuentra internada en el Sanatorio Tandil y su estado es reservado. Multimedios El Eco mantuvo contacto telefónico con el reconocido infectólogo Jorge Gentile, que tiene a su cargo a la paciente, pero se excusó de hacer declaraciones por pedido expreso de la familia.

Desde Bromatología

Mientras tanto, Omar Olivera aclaró que los roedores que transmiten la enfermedad no son las ?lauchas que estamos acostumbrados a ver en la ciudad?, sino unos ratones llamados colilargos que habitan en la zona rural y serrana.
Sobre el entorno familiar y quienes habitan el mismo predio,  Olivera expresó que ninguno de los integrantes presentaba la sintomatología, por lo que se desestimó que fueran internados.

Desde Zoonosis Rural de Azul
?Se tomaron todas as medidas pertinentes?

Multimedios El Eco también mantuvo contacto con el doctor Jorge Volpe, médico veterinario y titular del Departamento de Zoonosis Rural de Azul, dependiente del Ministerio de Salud de la Provincia de Buenos Aires, organismo creado para el control y vigilancia de las enfermedades transmisibles de los animales al hombre (zoonosis), entre ellas, el hantavirus, a través de la inspección de viviendas, recepción de muestras para diagnóstico que son derivadas al Inevh de Pergamino.
Sobre el caso que hoy preocupa a la ciudadanía tandilense, Volpe señaló que ?el departamento tiene injerencia en todos los municipios de la provincia de Buenos Aires en casos de zoonosis? y ante los rumores acerca de la falta de presupuesto de la institución para realizar correspondientes muestreos, estudios y desinfección en el lugar, aseguró que ?en este caso, no hemos tenido ninguna dificultad?.
Volpe hizo hincapié en resaltar el diagnóstico precoz que realizó el doctor Jorge Gentile, que sospechó enseguida la posibilidad de la presencia de esta enfermedad y remitió prontamente las muestras que nosotros derivamos al Instituto Nacional de Enfermedades Virales Humanas “Doctor Julio I. Maiztegui”, de Pergamino, que nos confirmó la enfermedad casi de inmediato y remitimos un equipo con un profesional y un técnico a la ciudad de Tandil, como es habitual  cuando aparece un caso de zoonosis?.
Explicó Volpe que ?se inspeccionó el lugar de riesgo, donde la persona podría haber contraído la enfermedad  y para prevenir que alguien más del entorno familiar contraiga el mismo virus? y desestimó los rumores de la falta de presupuesto, diciendo que ?en forma inmediata se inspeccionó el lugar donde se encontraron indicios de presencia de roedores y se les indicaron las medidas preventivas, que es lo elemental?.
Siguió diciendo que tal vez se deba a una confusión, ya que antes, ?hace algunos años, cuando había un desconocimiento total sobre hantavirus, se hacía una investigación ante la presencia de cada caso en el lugar para capturar roedores para investigar posibles virus y se hicieron cerca de 70 estudios en la provincia y fue un trabajo intenso realizado desde el ?96 al 2002, donde en todo caso se instalaba personal nuestro con trampas de captura y se recuperaban animales silvestres, aislando los virus que circularan para tratar de definir reservorios y virus. Eso ya se realizó y dos o tres veces en Tandil, y ya están caracterizados los virus hanta que pueden enfermar a los seres humanos al menos dos variantes: la lechiguana  y HU 39694, y hay un reservorio detectado en la provincia que es micro roedor comúnmente conocido por la gente como el ratón colilargo?.
Agregó que se sospecha que el contagio pudo haberse dado por la exposición de la persona a través de la actividad laboral, aunque en algunos casos puede darse por la invasión del roedor en la vivienda, lo que expondría al resto de la familia también.
La sede de la institución está situada en la localidad de Azul (calle España 770). Los teléfonos son: (02281) 42-2654/42-4483.*

 

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario