Una mujer pide que alguien gestione un turno en el Fernández para su marido

Hace ocho años, Juan Alberto, un ex trabajador metalúrgico, fue intervenido en el policlínico de la UOM donde le colocaron una prótesis de cadera que actualmente está quebrada desde hace poco más de cinco años. A partir de allí, y cuando el dolor se volvió insoportable, su mujer, Cristina Alperte, encabezó una lucha en la que las trabas burocráticas se volvieron insoslayables.
Con todos los papeles en la mesa, testigos de los trámites y derivaciones realizadas, El Eco de Tandil se acercó a la casa que el matrimonio tiene en el Barrio Arco Iris tras el pedido de Alperte, quien desesperadamente pide que alguien ?me dé una solución? y consiga un turno para su marido.
Durante la charla, la mujer describió cada una de las circunstancias por las que tuvieron que pasar. Así, contó que el 2 de mayo del año pasado, fueron al Hospital San Martín de La Plata y fue atendido por un médico que les dio una orden para una prótesis. A los meses, y ante la falta de respuestas, Alperte le envía una ?carta al director del lugar y nunca recibí respuesta?.

El pedido

Actualmente, la mujer dijo que tiene la prótesis otorgada por el Hospital Juan N. Fernández de Capital Federal pero, el 13 de enero, en el área de Traumatología del Hospital Municipal Ramón Santamarina les dijeron que ?si les dan la prótesis más cuatro dosis de sustituto óseo, lo operan en Tandil?. Sin embargo, ?como acá no están autorizados a hacer eso, les dan la prótesis pero no el sustituto óseo porque no está dentro del nomenclador de Pami?, manifestó.
Entonces, el 3 de marzo se presentó en el Fernández y ?me dijeron que hay muchas personas en lista de espera?.
Por todo, Alperte aduce que, aparentemente ?no hay turno (en el Fernández) para el interior, pero yo no tengo la culpa de que en mi ciudad no haya un lugar dónde hacer esta operación, porque ojalá me la pudieran hacer acá?. Lo que ?no puedo entender es que, si está la prótesis, por qué no me dan un turno. La Constitución dice que tenemos que tener derecho a salud, vivienda y educación digna?, sostuvo indignada.
Por todo, la mujer pidió que ?alguien solicite un turno para que (Juan Alberto) sea intervenido a la brevedad. El que tiene que hacer el trámite para que me consigan un turno es Pami?.

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario