Una prórroga de mandatos podría dejar a Sentís en la presidencia del PJ hasta 2009

Pese a que los cargos partidarios en el Partido Justicialista bonaerense vencen en diciembre, el regreso del duhaldismo en la interna del peronismo impone un nuevo escenario en donde ya suma adeptos la idea de ir a elecciones el año que viene para dirimir, al mismo tiempo, las listas legislativas.
Todo por verse, en un escenario abierto, pero en Tandil ya afinan el lápiz para esa posibilidad, si no se renuevan las autoridades en el cierre de lo que ya es un 2008 demasiado convulsionado.
Dentro de la estrategia del ?Cabezón? figura integrar a diversos sectores políticos. Es casi un hecho que Francisco ?el Colorado? De Narváez sería el primero en la lista de diputados nacionales, aunque no se descarta alguna sorpresa.
Incluso Duhalde podría candidatearse en caso de que Néstor Kirchner finalmente decida hacer renunciar a Eric Calcagno y se postule como senador en 2009. ?Esta chance, para nosotros, es remota. Pero no descartamos nada?, dijeron.
Un influyente diputado K, que participó activamente en el armado electoral del Frente para la Victoria en las últimas elecciones, reconoció que en las últimas semanas vio a varios duhaldistas movilizados. Mencionaron concretamente a Antonio Arcuri (ex senador provincial), Osvaldo Mércuri (diputado provincial, presidente del Congreso del PJ bonaerense) y Hugo Toledo (ex ministro de Obras Públicas). Otro duhaldista que se está moviendo es el ex intendente de Dolores, Alfredo ?Tati? Meckievi.
El dolorense, que fue además ministro de Justicia de Duhalde en la provincia de Buenos Aires, estuvo el año pasado en Tandil convocado por el propio Sentís, aunque el tandilense ha defendido a los K en este último tramo, tras haber jugado en favor de la candidatura de Hilda ?Chiche? Duhalde en las legislativas de 2005.
Lo cierto es que la ofensiva duhaldista para quedarse con el PJ bonaerense coincide con el acercamiento que tuvo el ex presidente con peronistas del interior no kirchneristas, tales como los hermanos Rodríguez Sáa, Juan Schiaretti, Jorge Busti, Mario Das Neves y, con algunas reservas, Felipe Solá. A ellos se le suma el santacruceño Eduardo Arnold y el sanjuanino Roberto Basualdo, que enfrentó a José Luis Gioja en las últimas elecciones a gobernador en esa provincia.
A las actuales autoridades del justicialismo provincial se les vence el mandato a fines de diciembre, y se especula con la posibilidad de prorrogarlo para el año que viene, para de esa forma hacer que los comicios partidarios coincidan con las elecciones internas para designar los candidatos para cargos electivos.
El problema radica en que en la carta orgánica del PJ no está prevista la prórroga de mandatos, es decir, si no se eligen autoridades en diciembre, en términos legales, el justicialismo quedaría acéfalo. Precisamente el duhaldismo quiere aprovechar ese intríngulis para obligar a que haya internas.
?Falta mucho tiempo, la intención es prorrogar los mandatos, pero sabemos que eso no está reglamentado. Se podría hacer de hecho?, reconoció un importante legislador peronista, alineado con el kirchnerismo.
En el duhaldismo saben que no está nada definido en el escenario político. Y por eso, si queda trunco su proyecto de quedarse con el PJ bonaerense, tienen un plan B: reflotar el sello de ?Unión Popular?, el mismo partido con el que el peronista Andrés Framini ganó las elecciones a gobernador a principios de los ?60. Todo indica que se avecinan tiempos turbulentos en el peronismo provincial.

Viejas y renovadas relaciones

Es no es todo. El duhaldismo también busca ?colaborar? en el rearmado de la UCR y de esa forma reinstaurar una suerte de bipartidismo. Por eso el ex gobernador bonaerense emitió una carta pública, un día después del voto de Julio Cobos en el Congreso, en la que exhorta al vicepresidente a que se ponga a la cabeza del centenario partido.
Duhalde y Alfonsín tienen una vieja relación. Incluso, cuando el caudillo de Lomas llegó a la presidencia a fines de 2001, lo hizo con un marcado apoyo del alfonsinismo, que hasta le acercó nombres para integrar su primer gabinete.
Alfonsín podría disertar (si la salud se lo permite), durante el segundo trimestre, en el denominado Movimiento Productivo Argentino (MPA) que encabeza Duhalde. El referente radical es uno de los fundadores del MPA, al igual que el ruralista Eduardo Buzzi, que durante el conflicto entre el Gobierno nacional y el campo se convirtió en uno de los principales adversarios de la Casa Rosada. *

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario