Una víctima del atraco comando al club Unidos sostuvo que no habrían actuado entregadores

No se acallan los ecos y la sorpresa generada por el asalto comando perpetrado el último sábado en horas de la tarde en la sede del club Unidos de Tandil, en Machado al 1000, ocasión en la que más de media docena de personas redujeron a unos cuarenta parroquianos y lograron un importante botín.
Una de las víctimas, Eduardo Nochetti, comentó a El Eco de Tandil que los delincuentes lo sorprendieron cuando “estábamos jugando a las cartas con mi compañero. Entró una persona y nos dijo: ´Muchachos esto es un trámite? y me nombra a mí y a un compañero, y nos dicen: ´Levántense´?.
El entrevistado se preguntó ?cómo conocen a las personas?, ya que fueron varios los llamados por su nombre de pila o por los apodos, aunque posteriormente indicó que en alguna oportunidad se había observado la presencia de dos de los integrantes del grupo en el club, ocasión en la que seguramente hicieron las tareas de inteligencia.
?Pónganse en la pared? fue una de las órdenes recibidas, en tanto que las víctimas plantearon que ?no tiren a ver si nos matan?, recibiendo como respuesta: ?Quedate quieto que esto es un trámite?.
Nochetti sufrió la sustracción de un celular, una cadena de oro y un reloj de marca, de oro, en tanto que el resto de las víctimas también debió entregar todo elemento de valor, determinándose un botín más que importante.
?Iba a actuar, pero vi para al costado que tenían apuntado a un compañero. Era una locura. Luego pensé y me di cuenta que iba a perder?, ya que los autores del asalto eran seis adentro y dos que actuaban como campana.

?Los puedo identificar?

El damnificado comentó a El Eco de Tandil que ?de tres personas me acuerdo bien y si los veo, los puedo identificar?, situación que informó al segundo jefe de la Seccional Segunda, capitán Walter Gil.
No obstante indicó que ?está pasando el tiempo y se me borra la persona de la mente. Me quedan dos imágenes, el tercero lo perdí, a medida que trato con gente?.
En cuanto al armamento, el asaltado dijo que algunas armas tenían silenciadores, en tanto que hasta tenían un arma a repetición.
Sobre las víctimas dijo que la mayoría estaba jugando al casín, ya que se está preparando un campeonato.

 

Las sensaciones

 

Posteriormente Nochetti expresó que ?tenemos miedo de que nos pase de vuelta lo mismo? y cuestionó que ?la policía no conocía el club Unidos. Es toda gente sana que juega a las cartas, al casín y al ajedrez?.
Si bien inicialmente cuestionó que la policía no conocía el lugar, posteriormente admitió que ?por un lado mejor, porque nos hubiesen tomado de rehenes toda la noche, o mataban a alguno. Estaban muy armados?.
Nochetti volvió a destacar que no desconfían de ninguno de los habituales concurrentes al lugar, ya que los delincuentes ?no sólo nombraron al Chino, sino a varias personas. No hay ningún entregador, están equivocados. Nombraron a unas quince personas, es decir, que sabían de todos. No podés desconfiar de nadie?.
Finalmente dijo que los malvivientes se desplazaban en un Renault Megane rojo, con vidrios polarizados, tras lo cual describió con detalles la vestimenta y características de tres de los asaltantes.*

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario