Unas catorce familias volvieron a marchar por los casos de abuso

El motivo más fuerte fue el primer año desde que se inició una de las causas más resonantes de la ciudad sobre abuso sexual a una menor, que se hizo público a través de una guerra de afiches entre las dos familias involucradas.
Este grupo de familiares autoconvocados como víctimas del sistema judicial volvió a marchar ayer en reclamo por el esclarecimiento de los presuntos casos de abusos sexuales a menores de edad y la reapertura de algunos expedientes que se encuentran archivados.
El punto de encuentro, como en la primera oportunidad, fue el veredón de la parroquia Santísimo Sacramento, a las 19.30. Media hora más tarde, más de una treintena de personas se dirigió a la Plaza Independencia donde poco a poco la gente se iba congregando.
Siempre bajo la consigna de manifestarse contra la injusticia y para pedir por los casos que aún permanecen impunes, las catorce familias autoconvocadas tienen planeado efectuar al menos diez movilizaciones.
Esta oportunidad, se presentó una banda en vivo; una joven escritora leyó unos poemas; también se sumó una profesora de plástica. Además se proyectó un video en el que el coro Kennedy de Buenos Aires presentó una canción. El material fue enviado para la movilización de ayer como una suerte de mensaje

Un aporte
desde el arte

El Eco de Tandil dialogó con Daniela Lezica, psicóloga de niños, que tuvo a cargo a varios de los menores que habrían sido víctimas de abuso sexual y realizó un repaso por el estado del reclamo.
En el marco de la tercera marcha, se realizó con ?una impronta especial, por ser el primer aniversario de la lucha, cuando se inicia la investigación por uno de los casos?. Entonces, ?la idea fue buscar una veta diferente, para lo que se convocaron a distintos grupos o personas que quisieran aportar desde el arte algún tipo de mensaje?, no sólo para las familias que están ?en la lucha para que se respeten los derechos de los niños vulnerados?, sino también ?para los adultos que deben cumplir con los deberes, deben brindar apoyo y proteger a los chicos?, mencionó la profesional.
En la glorieta, donde se montó una pantalla gigante, se permitieron distintos modos de expresión por parte de los familiares, pero además se leyó el listado de adhesiones de distintas organizaciones sociales que ?están en la lucha?, como por ejemplo ?Con los chicos no; la red No a la trata; Abuelas de Plaza de Mayo; Ministerio de Justicia de la provincia de Santiago del Estero; el coro Kennedy está haciendo llegar, además de su adhesión, una canción en especial para los chicos?.
?Desde el arte cada uno va a expresar lo que desee para ir matizando esta lucha que tiene que seguir?, manifestó Lezcano.
Las adhesiones fueron llegando ?espontáneamente? a medida que ?se empiezan a conocer los casos a través de los distintos profesionales que acompañamos a estas familias en el marco de supervisar nuestro trabajo o de llevar la realidad de persecución?. En ese sentido, las ?adhesiones no tardan en llegar?.
Según contó Lezcano, el método elegido se debe a que ?el arte es terapéutico, rehabilita y cura. Y los artistas tienen un compromiso social muy fuerte. Además, el arte es el único elemento con el que puedo llegar a comunicarme con los chicos como profesional?.
En cuanto a la actualidad de los casos, la psicóloga señaló que ?cada caso es distinto, van como bastante dispares pero en este momento se encuentran como en un compás de espera. Hay causas cerradas, y otras que han tenido retrocesos a partir de que empezamos a manifestarnos?.
Para finalizar, indicó que ?estamos tratando de no decaer, pero esto no es algo que termina hoy, entonces hay que contener a las familias. Es un compromiso diario. Queremos llegar a las diez y ojalá antes de llegar a las diez, avancemos más con los casos?.*

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario