Unión despertó de la pesadilla y en el clásico encontró su primera victoria

Por Fernando Izquierdo, de esta Redacción

fernandoizquierdo@hotmail.com

Fue nada menos que en el clásico que Unión y Progreso consiguió su primera victoria de la temporada en el Provincial de Clubes de básquetbol. El 78-66 logrado anoche sobre Independiente en el Duggan Martignoni les permitió a los tricolores dejar atrás una racha de cinco derrotas en fila y, sobre todo, permitirse un desahogo gigante tras varias semanas de frustraciones.

Para el rojinegro se trata de su cuarto traspié en fila, segundo en condición de local, toda una rareza en sus últimos años en el Provincial (perdió en su reducto solo un partido entre sus dos campañas anteriores).

Para Unión, un presagio de lo que sería una noche soñada llegó en el arranque. Su muy buena prestación defensiva les valió a los de Villa Italia dejar en apenas 11 puntos a su rival. Presión sobre la bola, ayudas aceitadas y autoridad para asegurar el rebote en el tablero propio fueron los atributos que condujeron a los de Zulberti a impulsarse, desde lo realizado en su campo, hacia una luz de diez puntos al momento de llegar al primer descanso (11-21). En el otro costado, hubo un buen arranque de Tracana (6 puntos en el primer chico), muy decidido a cortar hacia el canasto.

Pero, para frustración de la visita, la diferencia dibujada en ese parcial inicial terminaría desvaneciéndose en muy poco tiempo. Es que Independiente castigó una y otra vez desde el perímetro, desde donde llegaron las bombas de Leandro Mateo, Dilascio y Gastón González. Hubo además una acción de doble y falta protagonizada por el primero de ellos que contribuyó con un parcial de 12-2 que le devolvió la paridad al score. Y poco después, un triple de Hartstock le valió al dueño de casa irse arriba por primera vez en la noche.

La tendencia tuvo su correlato en el tercer cuarto. Dilascio se encendió y, con dos triples, revolvió la herida del tricolor, oficiando de líder para que su equipo disfrute de su máxima de la noche (42-34).

Pero Unión no se dejó caer. Silveyra comenzó a conducir con acierto, combinando vértigo con buenas decisiones para terminar de redondear una actuación de alto vuelo tras una pálida primera mitad. Gastón González fue un ladero confiable durante toda la noche y a poco del último entrecuarto comenzó a tomar temperatura Novara, quien llegando desde el banco terminaría siendo determinante. Esos atributos de Unión se combinaron con los desbarajustes del rojinegro, que anoche no tuvo a Andrizzi por lesión y  vio acumular cuatro faltas a Hartstock y Lanusse cuando aún quedaba mucho por recorrer en el tercer cuarto.

Con ocho puntos consecutivos de Novara, anotados entre el cierre del penúltimo parcial y el arranque del decisivo, Unión volvió al frente (51-52) después de mucho tiempo. Hartstock cometió la quinta frenando groseramente un contragolpe comandado por Silveyra y a la antideportiva se le agregó una técnica por la protesta del de Orense. Unión aprovechó el desconcierto del local y terminó de estampar un parcial de 14-0 (51-57) que terminó de inclinar la balanza.

Un nuevo triple de Novara a falta de cuatro minutos para el final fue prácticamente el golpe de gracia al llevar la visita su diferencia a los dos dígitos (55-67). Inmerso en el descontrol y sin Dilascio (lesionado) en los últimos minutos, el rojinegro fue por la heroica.

Unión llegó a un final cómodo y en la última foto del clásico, la de la volcada de Tracana, terminó de desatar su algarabía.

 

Sarmiento no afloja

Sarmiento de Coronel Suárez hilvanó ayer su sexta victoria consecutiva y continúa como líder invicto del grupo 1. En Cañuelas, superó a Juventud Unida por 74-69 en el interzonal con la zona 2.

Además, Estrella de Bahía Blanca se impuso en su visita a Racing de Olavarría por 85-82.

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario