Uno por uno

Daniel Bertoya: La intrascendencia de Alvarado no le permitió participar demasiado. Cuando lo hizo respondió bien, como en el mano a mano ante Pauluk en el final.
Marcos Dragojevich: Muy atento en la marca, siendo agresivo sin apelar a la infracción. Cuando pudo se proyectó y lo hizo criteriosamente.
Leandro García: Se sigue afianzando. Respondió muy bien en el juego aéreo y cruzó acertadamente sobre los costados.
Lisandro Beratz: Volvió a mostrarse firme, aunque no encontró una gran oposición en el ataque marplatense. Se complementa bien con su compañero de zaga.
Adrián Arévalo: Sin mayores inconvenientes en la marca. Fue salida permanente sobre la banda izquierda, aunque no siempre finiquitó bien sus proyecciones.
Camilo Fernández: Alternó buenas y malas. Lo mejor suyo se vio en los primeros pasajes del partido, cuando supo llegar hasta el fondo ganándole la espala a Villar.
Emmanuel Giménez: La figura de la cancha.
Junior Ischia: Fue determinante para sellar la victoria, armando una estupenda maniobra en el segundo gol. Volvió a ofrecer sacrificio y destellos de buena técnica.
Darío González: Sus apariciones fueron esporádicas pero cargadas de jerarquía. Su practicidad y claridad conceptual son fundamentales para el aurinegro.
Diego Barrios Suárez: Con el encomiable despliegue ya habitual en él. Pablo Giménez le cometió tres penales, todos ignorados por Maitini.
Javier Elizondo: Jugó media hora, hasta que se fue expulsado junto a Ferrás Díaz. Fue clave abriendo el marcador.
Alfredo Abalos: Botella lo colocó para explotar su velocidad. Lastimó con ella en una maniobra en la que Alvarez abortó su chance.
Nahuel Santos: Ensayó algunos desbordes sobre la izquierda, pero no estuvo fino a la hora de resolverlos.
Agustín Harguindeguy: Jugó escasos minutos, en los cuales encontró ciertos resquicios para manejar el balón .

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario