Unos 20 mil afiliados a Pami se quedan sin la cobertura de los médicos de cabecera

Unos 20 mil afiliados del Instituto Nacional de Servicios Sociales para Jubilados y Pensionados se quedarán sin la cobertura del total de los médicos de cabecera a partir del viernes, cuando los profesionales corten la atención por una deuda en los pagos.
Este Diario accedió a la carta que los veintidós prestadores le enviaron al jefe de la delegación de la obra social en Tandil, Javier Cifuentes, en la que le comunicaron que ?en forma unánime y conjunta? decidieron que de no saldarse ?el total de la deuda con el total de los médicos para el 31 del corriente? se verán obligados a ?suspender los servicios?.
?Esta actitud es contraria a nuestra formación e interés en no perjudicar al afiliado y delegamos en el instituto toda responsabilidad por los inconvenientes que ocasione esta medida?, sostuvieron los profesionales.
En la misiva, los médicos denunciaron ?una actitud claramente discriminatoria respecto de la deuda que el instituto mantiene con nosotros y no con otros prestadores, profundamente agravada por la incertidumbre que nos genera la falta de comunicación o de interlocutor válido?. 
Ocurre que en el seno del grupo existe un malestar porque Pami no demora el pago de la cápita a otros convenios, como por ejemplo el de la Nueva Clínica Chacabuco, lo que derivaría en el corte de los servicios de internación en el único nosocomio con el que el instituto tiene un acuerdo para tal fin.
Además, la incertidumbre se genera porque antes la remuneración de estos veintidós profesionales dependía de la regional Mar del Plata, y tenían un responsable a quien dirigirse en caso de incumplimientos.
Ahora el trámite está a cargo de la sede porteña de la obra social, y los médicos no recibieron la notificación de ningún representante de Pami, explicaciones por la deuda ni fecha tentativa de cobro.
El grupo exige el pago de la cápita de junio y los ajustes de enero, febrero, marzo y abril, producto de un aumento con retroactivo.
Existen también dos de los profesionales a los que todavía se les adeuda los servicios de mayo.
Según estiman fuentes cercanas al sector, el monto a abonar por parte del instituto rondaría los 55 mil pesos, producto de una mora de 2.500 pesos promedio por profesional.
Las mismas voces aseguraron que los profesionales llegaron a esta medida porque no es la primera vez que se producen atrasos en el pago de las remuneraciones.
Otrora el manejo del convenio entre los prestadores y el Pami estaba a cargo de una gerenciadora, cuyo desempeño generó innumerables quejas entre los médicos.
En la actualidad, el vínculo es directo con el instituto y, aunque los profesionales de la salud consideraban que los pagos estarían al día, la situación no mejoró.
Resta esperar ahora el desenlace de este conflicto que deja a unos 20 mil afiliados sin cobertura de cabecera, en una época del año en donde la salud de los jubilados y pensionados se ve seriamente acechada. *

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario