“Vamos a frenar el desalojo con el cuerpo”

Griselda Altamirano, dirigente sindical, habló con “Dulce o Amargo” acerca del inminente desalojo de Villa Cordobita.

“En dos semanas mandaron a desalojar; ¿cómo puede ser? Esta tierra se estaba vendiendo y se estaba haciendo negocio; nosotros no le sacamos nada a nadie”. Y agregó “Acá no se están garantizando ni los tiempos ni las formas procesales; queremos que se garantice la justicia que se investigue, acá no se están dando las garantías para que se investigue como corresponde”.

“En la toma no hubo mala fe, clandestinidad, ni violencia” concluyó Altamirano.

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario