Vecina de Piedrabuena al 2400 vuelve a reclamar por los silos abandonados

Además, contó que días atrás fue víctima de un robo en su casa cuando ella y su familia se encontraban ausentes.
Habiendo efectuado la denuncia pertinente, pide mayor seguridad porque por la noche la calle tiene poca luz y una bandita de jóvenes suelen juntarse en el terreno “y eso a los vecinos nos causa miedo”.
“Estaba mirando que los pozos que había tapado el dueño los abrieron nuevamente. Ahí se juntan muchos chicos y no sabemos cuál es su intención, si vienen a tomar o algo más”, expresó en diálogo con El Eco de Tandil.
Detalló luego que “se juntan a todo horario” y dedujo que “no son del barrio, no sabemos quiénes son”.
Además, mencionó “el montículo de tierra que está justo enfrente a mi casa”, que le gustaría que “el dueño se haga cargo y lo saque, que corte bien el pasto, trae mucha mugre, vienen lauchas, todo para este lado”.

Robo en media hora
 
Por otro lado, relató que “me robaron el sábado pasado, entraron por la puerta, me la destruyeron y para mí nos han estado observando porque no puede ser que salgamos toda mi familia junta y en media hora me sacaron todas las cosas”.
Consultada sobre la seguridad en el barrio, la vecina dijo que “yo lo tenía como seguro porque no me había pasado nunca nada. Después, a raíz de lo que pasó, me enteré que a la vecina también le robaron. Me empiezo a enterar que había otra gente que le había pasado lo mismo que a mí”.
Sobre hace cuánto que estos chicos se juntan en el terreno frente a su casa, Morcillo contó que “esto hace bastante, lo que pasa es que los dejábamos porque no pasaba nada pero bueno, ya con esto a uno le toma un poco más de miedo”.
Detalló que ella es madre de dos niños y que ahora “tomamos todos los recaudos”. Con lo que pasó con Jesús, el nene que se cayó en el pozo, “no van a jugar”.
“Es peligroso, hay botellas de vidrio, de todo ahí abajo”, denunció.
 
El reclamo
 
Cabe recordar que los vecinos de esta zona ya le habían pedido al Municipio que “tome cartas en el asunto” por la gran cantidad de pozos existentes en los silos.
Según relataron los frentistas en la oportunidad, ellos le explicaron lo sucedido al director de Inspección General, Gabriel Bayerque. A partir del reclamo, personal de esa dependencia comunal se hizo presente en el lugar, donde tomó fotografías y le aseguró a los vecinos que se iba a efectuar una denuncia contra el dueño con una intimación a cerrar los pozos en 48 horas.
Si bien el propietario del terreno cumplió con lo dispuesto, el entramado colocado para tapar uno de ellos fue quitado, lo que implica un peligro para los habitantes del lugar que exigen se vuelva a colocar.

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario