Vecinos de 11 de Septiembre al 600 dicen que conviven con un ?asesino de animales?

 

Al comenzar a investigar la situación, detectaron unas pequeñas bolas de carne picada que recolectaron de distintos canteros de la cuadra y acercaron el material a la Dirección de Bromatología, donde les comunicaron que no contaban con medios para analizarlo. 
Fue así que un veterinario de la zona llevó la carne picada a la Facultad de Ciencias Veterinarias de la Unicén, donde detectaron que el alimento estaba contaminado con un potente veneno para hormigas, lo que habría sido la causa del fallecimiento de cuatro perros entre el jueves y el domingo de la semana pasada.
Por ese motivo, los vecinos manifestaron gran preocupación debido al peligro que representa para las mascotas y los niños que juegan en esas cuadras que alguien esté colocando esta sustancia mortal en lugares públicos.
Mabel Gasparotto, quien encontró el alimento contaminado, contó que una de sus vecinas sacó a su perra pitbull, de unos 2 años y medio, a pasear el jueves de la semana pasada. “Ella la vio comiendo algo, pero ni se imaginó”, dijo y relató que la mascota murió prácticamente en el acto. 
“Yo al otro día a la mañana revisé el cantero de otro edificio y encontré tres bolitas de carne picada. Las llevé a Bromatología. Ellos me dijeron que no tienen el aparato adecuado, que se les rompió, para hacer el análisis”, sostuvo Mabel Gasparotto. 
Tras comentar con los vecinos, un veterinario recién recibido tomó la posta de la investigación y llevó la muestra a la Facultad donde determinaron que la carne está envenenada con un producto para fulminar hormigas. 
 
“Estamos 
alertas”
 
“Esta persona no sé qué mentalidad tiene porque acá hay chicos y si agarran el pedazo de carne envenenada, ¿qué pasa? Un chico se muere en el momento, en media hora”, cuestionó la mujer. 
Si bien no radicó una denuncia formal ante Bromatología ni en la policía, Mabel Gasparotto manifestó que “hace tres meses en la misma cuadra y de la misma forma murieron seis perros, gatos y palomas y aves, que comen carne”.
Expresó su temor porque están conviviendo “con un asesino, con alguien que se dedica a matar animales”. 
En este sentido, consignó que al veterinario que se encargó de las muestras le envenenaron la perra pero pudo salvarla “de casualidad”. En cambio, la dueña de la pitbull la llevó a que la atendieran, “pero el animal estaba ya a la miseria, porque es un veneno muy potente”.
Agregó que enfrente una familia tiene perros de la raza Dogo Argentino y hace un tiempo le mataron a uno de ellos. “Se ve que esta persona tiene el método. A lo mejor le ensucian, pero no es forma porque puede poner un resguardo para su parque”, afirmó.
Si bien no tienen sospechas y no han visto actitudes que puedan llevar al autor de estos delitos, advirtió que “estamos alertas”.
La vecina se mostró preocupada porque también le comentaron que en Villa Aguirre hay una gran matanza de perros y explicó que en Bromatología recibió “una atención buena y me dijeron que si pudieran harían el análisis, pero se rompió el aparato y se ve que no tienen el dinero necesario para arreglarlo. Siempre que he ido me han atendido muy bien”. u

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario