Vecinos de la calle Formosa exigen una solución porque viven “en el agua”

Los vecinos de Formosa al 2100 están cansados de hacer reclamos por el estado intransitable de la arteria, ya que además de inundarse cuando llueve, cuando no hay precipitaciones también les trae innumerables complicaciones. Aseguraron que nadie los escucha y que no quieren vivir más “como los chanchos”.

Raúl Constantino, uno de los frentistas, explicó que “no ha llovido pero nos seguimos llenando de agua ya que viene el agua de ambos lados de Formosa y como no tiene salida, se estanca”.

“Estamos cada vez peor, y si llega a llover esto va a ser terrible, van a tener que hacer un dique acá para que la gente venga a pescar, y a pasar el día”, ironizó.

 

“Así no se puede vivir”

 

El vecino recalcó que no piden “nada fuera de lugar” y lo único que pretenden es que “arreglen esto porque así no se puede vivir. Es una vergüenza”.

Por su lado, Andrea Rossi contó que el Municipio había realizado un desagüe en un terreno baldío pero una persona lo compró y, como es lógico, tapó esa pasada de agua porque está por construir y porque el terreno le pertenece.

Entonces, el agua “no tiene salida, es como un río”.

Constantino aclaró que “esto no es culpa del hombre, es culpa del Municipio que no da una solución de fondo, porque si yo compro un terreno y hay una zanja en el medio es obvio que la voy a tapar. No le encuentro salida a esta situación.

“Yo tenía que salir al hospital y no pude porque ando con el bastón y no me puedo dar toda la vuelta a la manzana caminando para ir a tomar el colectivo”, indicó.

El indignado frentista, resaltó que “nosotros no pedimos cloacas ni gas, lo único que queremos es que saquen esta agua de acá, que la calle sea transitable, que por lo menos podamos caminar por la calle, que no tengamos que dar la vuelta a la manzana para salir”.

“Tendríamos que hacer un piquete en la esquina para ver si hacen algo. A veces los chicos no pueden ir al colegio porque no pueden pasar”, manifestó.

 

Como chanchos

El vecino sostuvo que “si llega a llover no sé de qué nos vamos a disfrazar porque al tapar el zanjón ese (el que estaba dentro del terreno) no tenemos salvación. El agua muere acá”.

“El Intendente se tendría que poner los pantalones largos y decir ´vamos a solucionar el problema´ para que podamos vivir como la gente, no como los chanchos”, cuestionó.

A su turno, Andrea Rossi criticó que “cuando hacen algo es solamente provisorio, nunca una solución de fondo. Lunghi vino una mañana cuando se inundó una de las casas y dijo que no tiene plata para solucionar los problemas porque no pagan los impuestos”.

“El único problema de él es el dengue, pero no le importa si vivís adentro del agua. La máquina casi nunca pasa y si viene es lo mismo que la nada, necesitamos una solución definitiva. Es una tomada de pelo. El día que vino Lunghi preguntó si pagábamos los impuestos, algunos los pagamos y otros no, pero no por eso tenemos que vivir como chanchos”, manifestó.

Y fustigó que “el único problema de él es si pagamos los impuestos, no le importa si vivimos dignamente. El Tandil Soñado de Lunghi es solamente para la gente que está bien económicamente y puede pagar los impuestos. La gente de barrio no cuenta”.

Nota proporcionada por :

Deja tu comentario